Caracas, 27 de abril de 2018/-. Lo que se advertía desde hace meses finalmente sucedió. La agencia Reuters informó este viernes que se venció el período de gracia de la deuda que Venezuela tiene con China. Los asiáticos se han tardado en responder a un pedido de renegociación.

“China mantiene su postura de no aumentar su exposición en Venezuela y ajusta sus condiciones ahora que subió 20 dólares el precio del petróleo de cuando se estableció el beneficio”, comentó una fuente que declaró de forma exclusiva para Reuters.

China suavizó hace dos años los términos de pago de la deuda, estimada entre 19.000 millones y 23 mil millones de dólares. China es el mayor propietario de deuda venezolana.

Ambos gobiernos acordaron la entrega de petróleo por dinero, Venezuela envía crudo y combustible y el mayor aliado financiero del presidente Nicolás Maduro se descuenta el equivalente a los intereses.

El término del período de gracia implica que Venezuela dejará de percibir unos 7.000 millones de dólares anuales y que China puede descontar el valor equivalente en dólares de unos 375.000 barriles de petróleo para cubrir el servicio de deuda -tanto capital como intereses-, y no sólo el valor de los cerca de 70.000 bpd que se destinaba al pago de intereses.

Venezuela despachó el año pasado a China cerca de 700.000 barriles por día (bpd), según una revisión hecha por Reuters de documentos internos sobre la comercialización de PDVSA.

En China no dieron mayor importancia a la situación. El Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país reconoció las dificultades que enfrenta Venezuela y apuntó que los contratos de préstamo se acordaron bajo estándares internacionales.

“La cooperación financiera avanza sin problemas”, dijo el vocero de la cancillería china. “La economía de Venezuela está actualmente enfrentando dificultades, y esperamos que siga desarrollándose la cooperación pragmática entre ambos países”.

El Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS en inglés) con sede en Washington advirtió desde principios de 2018 que Venezuela no ha pagado un bono soberano desde septiembre de 2017 y que está en un estado de incumplimiento de pago de 16 bonos soberanos, por un total de $ 1,81 mil millones en pagos perdidos.

También aseguró el CSIS que Venezuela tiene más de $ 9 mil millones en pagos de bonos que vencen en 2018, lo que agravará su situación financiera y la crisis social y económica que padecen sus habitantes.

China detuvo en 2015 el flujo de efectivo que prestaba al Gobierno venezolano desde 2007, cuando optó por flexibilizar los pagos pendientes a cancelar con crudo de un total de 50.000 millones de dólares que entregó en créditos en la última década.

Con información de Reuters

Lea también en Punto de Corte: ¡No, gracias! Rusia y China rechazaron la oferta de dirigir refinerías venezolanas