Caracas, 21 de diciembre de 2018/.- La periodista Sebastiana Barráez, informó que el testigo estrella de el coronel José Franco Quintero, entonces director de Investigaciones de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), para darle soporte a las llamadas Operación Armagedón y Constitución, se fugó.

“Es un Teniente de Fragata, de 28 años de edad, promoción 2011, que vivía en la zona de Maiquetía en el estado Vargas. Estaba adscrito al Batallón de Operaciones Especiales “Capitán de Corbeta Henry Lilong García”, ubicados en la Bahía de Turiamo. 

 Durante la audiencia de los militares de Operaciones Especiales de la Armada, la Aviación y Guardia Nacional, a quienes ayer jueves la Juez Militar Claudia Carolina Pérez de Mogollón envió a juicio, se dijo en el Tribunal Militar que el testigo se fugó y no se dio mayor explicación, añade Barráez.

Todo empieza cuando el testigo estrella se presentó supuestamente el 18 de mayo 2018, dos días antes de aquellas elecciones presidenciales, dizque voluntariamente, a las 9 y media de la mañana a la Dirección Especial de Investigaciones Penales y Criminalísticas de la DGCIM.  Allí dijo que en marzo 2017, durante la clausura del Curso de Perfeccionamiento de Infantería de Marina, al cual él pertenecía, lo ubicaron junto a la Escuela de Poder Aéreo, donde estaba el primer teniente Rafael Eduardo Arreaza Soto, quien ya no puede decir si eso es cierto o no porque lo mataron. Pero según el testigo estrella, el primer teniente Arreaza le dijo que como él era comando le interesaba que se reunieran en el estadio de beisbol, cerca de la Academia Militar del Ejército; allí se encontró con dos oficiales del Ejército promoción 2012, que lo invitaron a jugar fútbol, a lo cual se negó, pero intercambió número de teléfono con Arreaza, con quien empezó a cruzarse mensajes telefónicos y posteriormente se les agregó el primer teniente (Ej) José Ángel Rodríguez Araña, quien tiempo después logró huir del país. Ellos lo invitaron a jugar fútbol en varias oportunidades.

La excusa del TF testigo estrella, para pedirle al TF Mantilla Guevara que le consiguiera una audiencia con el Vicealmirante Ríos Vento, comandante naval de Inteligencia, es que le pareció sospechosa la invitadera a jugar de los dos primeros tenientes del Ejército (Ej). Se va a la Comandancia General de la Armada, en compañía del TF Carrero Angarita y le dijo al vicealmirante que unos tenientes le estaban escribiendo con mucha insistencia a jugar fútbol y que a él eso le parecía raro, ante lo cual el alto oficial le pidió que le diera a Carrero Angarita  el número de teléfono de Arreaza. Dos semanas después Arreaza estaba preso y después muerto en la fuga. Rodríguez Araña dijo tiempo después que al primer teniente Rafael Arreaza Soto, “en su persecución le dan un tiro. Los funcionarios de la policía nacional fueron los que le quitaron la vida”. A finales de noviembre 2017, un grupo de jóvenes oficiales, quienes habían sido trasladados desde la cárcel de Ramo Verde a los tribunales, intentaron fugarse; nueve de ellos lo lograron, pero al primer teniente Rafael Eduardo Arreaza Soto le dieron un tiro en el lugar donde ocurrieron los hechos.

Continúe leyendo en Sebastiana Sin Secretos

Lea también en Punto de Corte:


Suscríbase a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram