Caracas 06 de marzo de 2019. Después de aplicársele un trasplante de células madres, un paciente diagnosticado con VIH del Reino Unido no volvió a dar positivo. Tal como reseña la revista científica Nature, esta sería la segunda vez el mundo científico alcanza este logro.

El hombre fue diagnosticado con VIH en 2003 y contrajo linfoma de Hodgkin (un tipo de cáncer) en 2012. Su mas reciente evaluación arrojó que desde 18 meses el virus del VIH, se encuentra en estado de remisión en su organismo. Todo a pesar de que ya no está tomando antirretrovirales.

Hay que destacar que los investigadores reconocen que es demasiado pronto para decir que el paciente está «curado» del VIH. Además, alertan que la terapia aplicada en este caso es muy específica, como para que se pueda tratar de forma genérica a quienes están diagnosticados con VIH.

Pese a todo, creen que sí puede dar pistas para encontrar algún día la cura definitiva para el VIH.

No es el primer caso

Esta es la segunda vez que un paciente que recibe este tratamiento consigue una remisión del VIH. Hace diez años, un paciente en Berlín recibió un trasplante de médula ósea de un donante que era inmune de forma natural al virus.

Timothy Brown, quien se dice que fue la primera persona en «vencer» al VIH , recibió dos trasplantes y radioterapia para la leucemia, un tratamiento mucho más agresivo.

«Al lograr la remisión en un segundo paciente utilizando un enfoque similar, hemos demostrado que el paciente de Berlín no era una anomalía y que realmente fue la forma en la que se enfocó el tratamiento la que ha logrado eliminar el VIH en esta dos personas», dijo el autor principal del estudio, el profesor Ravindra Gupta, de UCL.

¿Cómo funciona?

El tratamiento utiliza la mutación genética de un donante resistente al VIH. El CCR5 es el receptor más común que la cepa VIH-1 del virus – la dominante en el mundo- usa para entrar en nuestro cuerpo.

Pero las personas resistentes al VIH tienen dos copias mutadas del receptor CCR5, lo que impide al virus penetrar en las células del cuerpo.

El hombre fue diagnosticado con VIH en 2003 y contrajo linfoma de Hodgkin (un tipo de cáncer) en 2012.

Se sometió a quimioterapia para tratar el linfoma y, además, se le implantaron células madre de un donante resistente al VIH. Eso, de acuerdo con los científicos, hizo que tanto el cáncer como el VIH entraran en remisión.

Los investigadores del University College London (UCL), Imperial College London, Universidad de Cambridge y Universidad de Oxford participaron en el caso de este paciente.

«Potencialmente significativo»

El doctor Andrew Freedman, profesor de enfermedades infecciosas y médico consultor honorífico de la Universidad de Cardiff, en Reino Unido, dijo que el caso era «interesante y potencialmente significativo», pero también advirtió que es necesario un seguimiento mucho más prolongado del paciente para garantizar que el virus no reaparece.

«Si bien este tipo de tratamiento claramente no es práctico para tratar a los millones de personas en todo el mundo que viven con el VIH, casos como estos pueden ayudar a desarrollar una cura definitiva del VIH».

Hasta que esto ocurra, recordó, es importante centrarse en el diagnóstico temprano del VIH y el suministro de antirretrovirales a las personas que viven con el virus.

Siga leyendo en el enlace

Lea también en PuntodeCorte

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en 
TwitterFacebook Instagram