Caracas, de junio de 2018. La desesperanza, la rabia y el dolor son sentimientos perceptibles en las comunidades venezolanas. Largas colas por pan, medicamentos, dinero en efectivo o productos de uso personal, son comunes tanto en el centro de Caracas, como de las demás ciudades del país.

El momento político, económico y social que sufre Venezuela, ha arrastrado a su gente a límites impensables (Comer de la basura, ingerir gatos o perros, buscar oro en el río Guaire…). El “Modo sobrervivencia” se ha activado en los venezolanos para seguir de pie en la batalla cotidiana.

Conversamos en exclusiva para PuntodeCorte.com con el dirigente comunitario, Carlos Julio Rojas, para conocer las apreciaciones de la parroquia Altagracia y la Candelaria en relación a la coyuntura nacional y cómo ha sido la vinculación con la plataforma Venezuela Unida No se Rinde.

Integración de ciudadanos de la Parroquia La Candelaria y Frente Norte de Caracas el 6 de marzo en el Aula Magna de la UCV. Foto Archivo

Integración de ciudadanos de la Parroquia La Candelaria y Frente Norte de Caracas el 6 de marzo en el Aula Magna de la UCV. Foto Archivo

El problema que más consterna a los ciudadanos de las parroquias La candelaria, Alta Gracia y sus aledañas, son las invasiones. Los casos de Hotel Simón, la torre Viasa, el estacionamiento de esquina Miguelacho, Cine Rex, son algunos de las más de 140 invasiones que gozan del respaldo de la alcaldesa del municipio Libertador, Erika Faría (muchas de las invasiones ostentan murales de ella en la fachada) y del gobierno nacional.

“Las invasiones se convierten en alcabalas de la muerte, hurtan, roban, secuestran y hasta sirven de guarida para criminales… Salen, roban, se meten en la edificación y los cuerpos de seguridad del Estado no pueden hacer nada.” expresó Carlos Julio Rojas.

“La alcaldesa Erika Farías se hizo con ese cargo con 340.000 votos ¿Su gestión ha satisfecho a alguno de los votantes?” se le preguntó a Rojas, a lo que respondió “Lo que le ha regalado la alcaldesa Farías a Libertador es más robos, más basura, menos transporte, el 40% de las aceras están destruidas, abandono”.

“Erika Farías convirtió la ciudad de los techos rojos en la ciudad del caos, la violencia y del hambre.” sentenció Carlos julio rojas.

ERIKA fARIAS Plataforma cesta tickets

Ericka Faria foto archivo

En relación a los servicios públicos, Carlos Julio Rojas los evaluó como “muy deficientes” y detalló “En la calle los Jarabillos en El Recreo, tienen 2 meses sin una gota de agua, en La Candelaria y San Bernardino pasan 15 hasta 20 días sin agua. Sin hablar de los apagones…”.

“Estamos en el centro y parce que mientras hay más cercanía con instituciones del Estado es mayor la inseguridad y precariedad de estos servicios.” reflexionó Carlos Julio Rojas.

La sociedad civil organizada ha participado en todas las convocatorias de Venezuela Unida No Se Rinde, en las que se comprenden protestas pacíficas por efectivo en Sudeban – Los Cortijos, protesta por falta de agua en Hidrocapital – Av. Casanova y otras movilizaciones de carácter pacífico.

Acompañados por otros movimientos como Asosaber, Radar de los Barrios, Vecinos de El Recreo y Frente Norte de Caracas, han generado actividades en el marco de la articulación ciudadana y de lucha social como:  la quema de Judas con las caras de personalidades gubernamentales, protestas para exigir transporte público, seguridad y cese de las invasiones.

Esculturas de Francisco Narváez en Plaza Carabobo. Foro Punto de Corte

Esculturas de Francisco Narváez en Plaza Carabobo. Foro Punto de Corte

Carlos Julio Rojas considera un logro que la situación que sufren las parroquias han trazado puentes con otros sectores, sindicatos, trabajadores de la salud, obreros, quienes han acompañado varias de las iniciativas.

“Convocamos una protesta en el JM de los Ríos y el sector salud se adhirió. Estudiantes, tercera edad y sociedad civil se unieron protestamos por un mejor transporte público a pocas cuadras de Miraflores. En la unión está la fuerza.” afirmó Rojas.

El dirigente vecinal detalló que hay términos importantes como democracia, libertad de expresión, defensa de derechos civiles, pero también, analizó que “La ciudadanía está en una situación de sobrevivencia”, por lo que la gente se motiva por necesidades básicas (agua, inseguridad, electricidad).

“Se trata de transformar los sentimientos de desánimo, rabia y dolor en una rebelión popular.” concretó Carlos Julio Rojas.

El señor del papagayo. Foto archivo

El señor del papagayo. Foto archivo

Para la reflexión de Rojas, “El gobierno busca enfrentamientos entre los actores sociales”. Igualmente explicó que el responsable de que el transporte público sea pésimo “no es el conductor, que también sufre con el alza de los precios, por medicamentos y alimentos. Es culpa del gobierno nacional y juntos debemos ir a protestar».

“Se trata de un gobierno de características fascistas. La única forma de derrocar una tiranía como la que vivimos es transformar el posible estallido social en una rebelión popular, pacífica, democrática y constitucional” aseveró Carlos Julio Rojas.

“Me considero revolucionario, de izquierda y creo en la unión, la organización y la lucha para lograr la libertad” aseguró Rojas. También destacó la necesidad de construir la unión partiendo de la “pluralidad” de tendencias ideológicas.

Un mensaje para la MUD y TSJ en el Exilio…

“Coherencia” afirmó Carlos julio Rojas. Igualmente le exigió a la MUD “Unidad, hagan valer su nombre” porque, él considera que “para salir de esta tiranía, necesitamos desde María Corina Machado hasta Miguel Rodríguez Torres, pasando por Ramón Guillermo Aveledo.”.

“Yo quiero ver a mi diputado Henry Ramos Allup protestando en las colas por el pan y compartiendo con la gente que sufre de los problemas. Lo que está pidiendo la ciudadanía, más que una caja de comida, es que su dirigencia los acompañe” ratificó Carlos Julio Rojas.

 ¿Y al gobierno?

“Y al gobierno le exijo que se vaya” manifestó el dirigente comunitario Carlos Julio rojas. Seguidamente detalló “Mediante la rebelión popular vamos a exigir que renuncie”, así como considera muy probable una redición de aquel 23 de enero de 1958.

“El gobierno nacional debe entender, hay gente que se está muriendo de hambre. Y en las muertes tanto de animales, ancianos y niños es su responsabilidad.” finalizó el dirigente comunitario Carlos Julio Rojas.

Lea también (Seriado) CTV en Venezuela Unida No Se Rinde: “Por Venezuela, demos esta peleíta aquí”


Suscríbase a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte   
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook Instagram