Inicio NoticiasNacionales ¡Sin temor a nada! Bañistas acuden a las playas pese a restricciones por COVID-19 (+Video y relato)

¡Sin temor a nada! Bañistas acuden a las playas pese a restricciones por COVID-19 (+Video y relato)

Por Beisy Andreina Serrano
231 Lecturas

Caracas, 12 de octubre del 2020. Las playas de la costa venezolana fueron clausuradas a principios de marzo con la llegada del coronavirus al país. Durante los primeros meses la regla se cumplió, pero actualmente el COVID-19 para importar poco.

Muchísimas personas han desafiado el estado de alarma y sobre todo las posibilidades de contagios, pues durante las últimas semanas los balnearios de La Guaira han tenido presencia de bañistas.

En playas como Los Ángeles, Naiguatá, Caribe y Caraballeda se vieron algunos bañistas en las orillas, tomando sol y disfrutando de las bondades del mar, según reportaron a través de las redes sociales algunos usuarios.

La presencia de quienes disfrutan asolearse activó el sector económico, pues los comerciantes informales e incluso quienes poseen kioscos en las playas han retomado sus actividades.

 Los mismos aseguraron que se han visto afectados por la prohibición y rechazaron enfáticamente que en balnearios como El Yate se está cobrando entrada en dólares, aun cuando existe en el país un decreto de que las playas son de acceso libre.

El pago de vacuna a cambio del disfrute

El equipo de Punto de Corte pudo contactar a una persona que se arriesgo al bajar a La Guaira porque “necesitaba urgente un chapuzón”. Esta persona, a quien llamaremos María para proteger su identidad, relató las travesías que tuvo que sortear.

“Apenas llegue a La Guaira en la primera alcabala tuve que pagarle 10$ a un policía que me dijo que iría presa por manejar sin el tapabocas”. María quien se trasladó hasta la costa en su carro particular explicó que dentro de su auto no utiliza la mascarilla.

Luego de llegar a Playa Los Ángeles –la cual eligió por ser un poco alejada y creyendo que no llegarían los policías- tuvo que pagar 10$ más a un toldero que le aseguró que así era la única forma de que los policías no la corrieran.

Un par de horas más tarde llegó un policía diferente a exigirle los papeles de su carro porque sería detenida por bañarse en la playa. A este policía también tuvo que pagarle.

La prohibición de las playas parece convertirse en un negocio lucrativo para las fuerzas del orden que acostumbran a pedir la referida vacuna.

Estos son algunas de las imágenes y videos recogidas desde la red social de twitter que muestran la realidad de las playas.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

Deje un comentario