Select Page

(Opinión) El socialismo como degeneración del capital y sus aplicaciones. Tony Rivera Chávez

(Opinión) El socialismo como degeneración del capital y sus aplicaciones. Tony Rivera Chávez

Caracas, 17 de octubre de 2018.

Por: Tony Rivera Chávez*

@otelo_calas1 

Uno de los objetivos sublimes del Socialismo Científico es el de apoderarse  de los factores de la producción para desde ese monopolio tomar en otras cosas el Capital para llevar al trabajador hacia el disfrute del mismo como producto de una optimización social  para su utilidad que abarcaría la producción de bienes y servicios  abundantes para el disfrute colectivo de acuerdo al trabajo y capacidad de cada quien.

La necesidades mínimas satisfechas según el esquema. Desde esta justificación, el Estado pasa a ser el Gran Capitalista desde donde ¡Oh! sorpresa nace  el “burócrata explotador”convertido por obra y gracia del proceso liberador en  propietario, amo y señor del Capital para en la práctica adueñarse del mercado (de la oferta y la demanda) como productor administrador de los recursos financieros  del Estado lo que se traduce ademas  en dueño de las “emociones”de los trabajadores  desde la existencia de una Nueva Plusvalía gananciosa que nace de los Planes donde  la Patria se reparte entre todos  lo que en la vida práctica se manifiesta como   privilegios para la Nueva Clase Dominante expresada como “oligarquía burocrática”que toma para si  estos recursos para su uso y disfrute bajo las excusas de su necesaria existencia para la felicidad del pueblo.

Ejemplo de ello es el desplazamiento en las ciudades  de los pobladores pobres en “perreras” y la élite burocrática en flamantes camionetas de lujo por condiciones de ventaja derivadas de ese Poder Totalitario.

En este Reino Burocrático bajo esta dinámica de Fuerza Armada dominante sobre el productor (civil) es fácil apoderarse del producto  desde la simple razón de que sin capital  no hay resultados, la capacidad y limitación de acumular Capital la toma para si el Estado desde las promesas de redención (siempre a futuro) desde su pretendida “sabia capacidad” para solucionar los problemas colectivos desde la distribución masiva de bienes y servicios  lo cual por lo conocido de este tipo de sistema resulta a la larga ”más falsa que revolver de mariachi”cuando en la madre patria socialista soviética se pasaron setenta y seis años con el mismo cuento sin poder llevarle a los obreros a la mesa un suculento bistec cada semana ni aún en los tiempos de gloria de dicho sistema.

Lo que si es verdad es que este Capital así originado desde la aplicación de la fuerza se realiza  también como una mejor forma de explotar al trabajador que se convierte en más plusvalía dada la necesaria  acumulación de Capital que surge no solo para aumentar el Producto Social sino  para  la defensa del sistema  totalitario monopólico sin capacidad competitiva en el mercado por la eliminación a su vez de la racionalidad económica y dado su carácter de conflictividad universal necesitado de dotarse de armas y pertrechos militares  para evitar su salida del Poder por lo cual dicha “explotación-obrera” se perderá en arengas militares, discursos y colaboraciones al exterior para estructurar  en el aire la sociedad fantástica inexistente.

Por otra parte estará el factor corrupción como elemento corrosivo para el desvió de los recursos financieros que cada vez se hará más reducida hacia una elitesca, parasitaria y reducida macolla política dirigente.

Llegado a un punto de consolidación el Monopolio del Capital, los intereses del burócrata y sus necesidades de grupo (burocratismo) se confundirán con los generales de la población y será lógica la situación en que el acaparamiento de todo cuanto represente la eficacia de la producción por parte de los mandantes Estatales  se establezca en contraposición a la existencia de la libertad económica  donde el sector privado  estará sumido bajo el Control del Estado Burocrático limitando sus acciones  con todo lo necesario para mediatizarlo y dejar claro la labor  del Capitalista Oficial  como insuperable y exitosa.

Por otra parte el distribuidor en su vital y necesaria actividad recibirá cierta flexibilidad  para poder disfrutar de una “plusvalía comercial”porque desde esta logrará Capital para el Estado a través de los Impuestos directos e indirectos. En consecuencia también el consumidor desde este vaivén totalitario vera mermado  su poder adquisitivo ya que el Capital (industrial) y el gasto privado son atenazados por la voracidad Estatal y la avidez de la burocracia.

Así desde este malabarismo “revolucionario” se tratará de explicar como algo positivo  la “expropiación del Capital” no solo al Gran Capitalista sino también al trabajador, al artesano, amas de casa o de cualquier emprendedor que desde sus ahorros pretenda Invertir para convertir su dinero en Capital y Productos. De esta manera el monopolio del Capital se convierte en Dictadura sobre cualquiera que salte el esquema para la pobreza eterna y la esclavitud salarial.

En conclusión este Socialismo (a la cubana) no es otra cosa que una degeneración capitalista cuya aplicación conlleva: escasez, aislamiento y ruina nacional.

* Economista egresado de la UCV – año 1.972  

Correos electrónicos: profetanoskagamus@yahoo.com / guaripeterojo@outlook.com 

Puede leer otras publicaciones de Tony Rivera Chávez haciendo clic aquí


          Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte                                 Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones