Select Page

Caso del submarino argentino desaparecido genera inquietudes

Caso del submarino argentino desaparecido genera inquietudes

Gobierno argentino asegura que debido a las condiciones extremas y el tiempo transcurrido los 44 tripulantes están muertos

(Caracas, 06 de noviembre de 2017)-. Catorce países participan en las labores de búsqueda del submarino ARA San Juan que se habría comunicado ocho veces con la base de operaciones antes de desaparecer el 17 de noviembre de 2017 en el océano Atlántico. Lo que se conoce de los contactos es que el primero fue a la 1:00  y el último a las 7:19, siendo de 13 minutos la más extensa y  60 segundos la más breve, estos datos fueron suministrados por Tesacom, empresa auditora de las comunicaciones de líneas satelitales Iridium.

“Recibimos esa planilla, que corrobora las llamadas tanto de telefonía como de datos. Son las primeras llamadas que hizo el comandante de la unidad informando de la falla y este cortocircuito y principio de incendio, humo sin llama” afirmó el portavoz de la Armada argentina, Enrique Balbi.

Dos horas y diez minutos después de aquella comunicación escrita, tres sensores de la Organización de Control de Pruebas Nucleares (CTBTO) registraron un “evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear“, es decir, una explosión, tal cómo reseña el portal Globovisión.

El lunes 05 de diciembre fueron suspendidas las labores de rescate por lo que las familias perdieron toda esperanza de conseguir a sus familiares con vida.

Por su parte el presidente de Argentina, Mauricio Macri, llamó a respetar los dolorosos tiempos de los allegados de los 44 tripulantes, además de “bajar la ansiedad” en torno al asunto. Igualmente la máxima autoridad argentina, tras recorrer unas obras dirigidas a la mejora del hábitat en la localidad de San Benito, en la provincia de Entre Ríos (oeste), sentenció “Seguiremos con la búsqueda y para entender por qué paso y qué es lo que pasó, tenemos tiempo“.

Falla en concreto y corrupción

Tal cómo señala el portal informativo EFE pocas horas antes había comunicado que cayó agua sobre las baterías, lo que provocó un cortocircuito y un principio de incendio, problema que se dio por subsanado y continuó rumbo a su base, en Mar del Plata (400 kilómetros de Buenos Aires).

Ahora bien en el asunto de la corrupción, se conoce que aunque no hay “evidencias claras“, las “sospechas” apuntan a que hubo “corrupciónen el proceso de reparación. “Hubo una denuncia por corrupción que fue archivada sin investigarse y daba cuentas de algunas anomalías que existían. Lo que yo puedo comprobar es que el barco se tenía que arreglar en dos años y demoró cinco“, expresó el ministro de Defensa, Oscar Aguad, en una entrevista con el canal TN.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones

Vídeos Recientes

Cargando...