Select Page

(Opinión) Los sueños ardientes de Juan Pendejo. Por Tony Rivera Chávez

(Opinión) Los sueños ardientes de Juan Pendejo. Por Tony Rivera Chávez

Caracas, 5 de julio de 2018.

Por: Tony Rivera Chávez*

Después de seis meses sin agua, el Pensionado Heroico, a pesar del calor no era capaz de producir una gota de sudor. Dormitaba en la cama a la espera de la llegada anunciada con tobos y platillos desde la burocracia hídrica que había prometido la provisión  del preciado liquido.

Entonces desde los sueños del ayer solía carcajearse desde esos momentos nunca olvidados cuando a pesar de todo el INOS (Instituto Nacional de Obras Sanitarias) era una maravilla y ¡ay¡ de días sin el preciado liquido porque la protesta era estruendosa y hasta había diputados que se ocupaban de formar la bronca en el Congreso Nacional  por esa ofensa criminal contra  el pueblo.

Y que decir de la CANTV cuando por quitarme estas pajas, al Presidente de la Empresa lo interpelaban y más bien lo pelaban porque el servicio era majunche. Así como en una Feria de la Alegría el sueño de Juan lo divertía a más y mejor. Y dígame cuando a un preso político lo torturaban y los Derechos Humanos estaban en la picota  y los métodos de la CIA quedaban al descubierto y si en el asunto aparecía un militar complicado este quedaba rallado para siempre y si se trataba de ascensos jamas llegaba muy lejos.

Así a pesar de su situación  el Pensionado Heroico disfrutaba sus viajes oníricos y más de una vez se sobresaltaba  bajo un ataque de risas  como cuando recordó a RECADI, Lusinchi, Blanca y el chinito (de RECADI) cuando  aquellos dolares iban y venían pagándose por cada uno medio (0,25) a la vez que desde los mensajeros hasta el nivel superior se beneficiaban de tal forma que podía uno encontrarse un portero o un burochorocrata de jerarquía en cualquier piscina de hotel de primera solo para turistas. Socialismo de la corrupción pero el billete permeaba de arriba pa’bajo diría un populista. Y las aduanas, puertos y afines ¡Que bochinche!. Un interventor era un potentado con licencia para cobrar aranceles  desde su libre albedrío. Aquella fila de barcos y aviones esperando para descargar o desembarcar y la fiesta de nunca acabar en las calles. PepeGanga en su apogeo.

Y si fuera poco el chiste.,.aquellas campañas electorales ..¡Gracias a ti! y ese hombre si camina. Créditos para taxis y afines para que solo caminara el Presidente. Y Teodoro  con lo de “hemos vivido marr” sin imaginarse nadie que llegaríamos  al desastre universal y aquel pitico de Piñerua y la denuncia contra la barragana sin pensar en el éxito de los choros  para dejarnos con las ganas de ver una barragana Presidencial presa y el otro preguntando: ¿Donde están los reales? Que hasta el sol de hoy el tercermundista  pensionado  nunca le ve el queso a la tostada para seguir mamandini.

En otro viaje, recordar a CAFRECA (cambio de frecuencia) de la Electricidad de Caracas cuando había luz de las noches caraqueñas y aquella aparición de autobusotes modernos de EMTSA y la gente que odiaba a los adecos traducía las siglas como “estos mari…  también son adecos”y por un bolívar  lo llevaban a uno como en un carro oficial por media Caracas..Y ni hablar de las ofertas de alimentos  entre empresas distribuidoras…cuando por seis bolívares  le daban a uno un kilo de carne molida…Así entre sonrisas y carcajadas el camello Juan Pendejo  se olvidaba de su sequía  y nadaba en la piscina olímpica de la UCV de ahí se iba para el Sheraton  y se volvía a zambullir para terminar en la regadera de la casa cantando el ultimo éxito de la Bill’o’s.

De repente…un grito y un tumulto…mientras la voz de la vecina anunciaba: ¡Llego el agua! ¡Llego el agua! y esta friiita. El acalorado sediento  se sorprende, se espereza y como pájaro buscando  bebedero  entra al baño, abre la llave y solo escucha un zuuuss porque agua ¡No hay! Sale al pasillo  y la vecina mostrándole la prótesis dental  le dice: El agua solo vino por cinco minutos ¡Te sale Guaire! Entonces Juan se inscribe en la CIA (corriente interna de arrechera).Agarra un tobo, un taburete, un crucifijo y se prepara a esperar la lluvia a pesar de que el sol estaba  inclemente porque de esperanzas también se vive…y cantando que llueva que llueva  la vieja esta en la cueva…la gente lo empezó a percibir  como un nuevo loco en la comuna socialista…

* Economista egresado de la UCV – año 1.972  

Correos electrónicos: profetanoskagamus@yahoo.com  / guaripeterojo@outlook.com 

Puede leer otras publicaciones de Tony Rivera Chávez haciendo clic aquí


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram

 

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones