Caracas, 23 de marzo de 2019.

Por: Tony Rivera Chávez*

@otelo_calas1 

Los factores clásicos de la producción en esta tierra de gracia desde la llegada de Colon se convirtieron en “tierras, vagancia y circulante”cuando desde las manos inocentes de los aborígenes se soltaba el oro a cambio de “espejitos” bajo la sonrisa  de los vagos y maleantes convertidos en aspirantes obligados  a burócratas Imperiales a corto plazo por la vía del azar, cuando buscando la ruta de las especies se encontraron en este territorio caribeño donde hasta perlas había como oferta valorable  y sin el menor esfuerzo.

Así a la vuelta de los años esta primera camada de invasores ordeno el espacio para desde esa idea original comenzar abordar el capote para hacer desde la burocracia la mejor faena en el ruedo de las Finanzas Publicas cuando esta pidió que,”la pusieran donde hubiera” y así el Padre eterno dijo amen; y hasta el sol de hoy aún eclipsado, por el paso de tantas manos por las cajas registradoras oficiales sigue produciendo dividendos para los amigos de lo ajeno que en este caso el propietario es el pueblo que desde hace siglos lo tienen en el oficio de “trompo servidor”.

En el caso de la burocracia nacional, ademas de ser añeja, ha seguido un proceso evolutivo ascendente, sorprendente, a pesar de que los déficits no se han hecho esperar porque lo iniciado con una burochorocracia reducida se expandió de tal forma que los decentes u honestos en función, fueron  catalogados por las oligarquías ministeriales como pendejos o pajuos al no colaborar con el desfalco  general a la Nación.

Las ideologías se fusionaron y se logro el funcionario “nuevo” que sin muchos adoctrinamientos o requisitos casi por instinto de sobrevivencia sabia  que al ser nombrado en un cargo  no era para pagar promesas sino para darle rienda suelta a sus habilidades de origen recordando además a los aborígenes caribeños que desde el nacionalismo  justiciero le permitían “la venganza socialista burochorocratica” tal cual la tesis de nuestra ejecutiva estrella en tiempos de crisis desde donde se  aplica la complicidad contable cuando el auditor también “chorea” bajo el principio de que si sobra, falta; y si falta no hay zozobra porque la contabilidad se ajusta  desde la mano pecadora para arrojar el saldo donde solo pierde Juan Pendejo por pagador de Impuestos.

La burochorocracia tradicional además esta rellena de sabiduría y como buenos gallos poseen espuelas  para cortar desde cualquier angulo de tal forma que un día pueden ser directores de hospitales o bibliotecarios de un convento porque poseen una especie de electromagnetismo universal que los guía hacia donde esta el Pozo de la Dicha del descontrol Fiscal y la abundancia.

Su sapiencia es tal, que las campañas  contra la corrupción han servido para las mayores ganancias imprevistas y nunca vistas. Hasta pedir las cabezas de los corruptos de un bando para una fritanga permitieron el mayor avance  conocido en tiempos de bonanza petrolera. Hasta se cree que asesoraron el ¡No Robaras¡como mandamiento a sabiendas de desde ahí había un guiso futuro.

Divertido en este templete de farsantes la burochorocracia no tiene paz ni con Dios ni con el Diablo a la hora de aplicar sus habilidades en cuanto al contincoleo se refiere.

Unas veces gerentes de tierras en el IAN o Gerentes de Finanzas o Cobranzas o de Interventores de Aduanas o de vendedores de Timbres Fiscales, ellos tendrán el conocimiento ancestral para hacerse de Haciendas, Bonos de la Deuda Publica, pagarse y darse el vuelto o elaborar su propio arancel de aduanas  o falsificar los Timbres para hacer de la función publica su propia oficina desde donde como si trabajara  con agua de los ríos ganar tanto dinero que el sueldo puede repartirse  en regalos para las barraganas o barraganos en el turno.

Ventaja inocultable tiene el burócrata porque no necesita  de violencias pues si se trata  de ser juzgado en los Tribunales, Policías o sitios de Control paga el peaje necesario  y como si fuera una raya mas pa’un tigre salir de cualquier trance apoyado además en la Ley contra la difamación y la calumnia cuando alguien ose dudar de su pulcritud en el manejo de Fondos Públicos porque hasta leyes hay para cuidar que la deshonestidad no se pierda por boca de algún honesto activo disidente.

Hay quienes desde esta condición de arreglos pacíficos alaban el sistema y nos aseguran que este País es cheverisimo porque no hay esa violencia de otros lugares  por competencia burochorocratica  pero ¡ojo! porque al acabarse lo abundante ya se asoma el cañón de la metralleta  para llevar las cuentas a términos de fuego el cañón porque no hay cama pa’tanta gente  como ocurre en el Arco Minero  donde hasta los aborígenes han caído en desgracia por efecto del reparto reducido y la falta de espacios.

En general la burochorocracia, ha vivido muy bien desde la llegada de Colon hasta nuestros días pero como diría un filosofo Madurista  “todo dura hasta que se acaba”¡Ojala! en una Nueva Sociedad el mejor hombre sea el trabajador  y no el depredador de los Fondos Públicos para ser felices y vivir en paz.

¡No al continuismo!¡Viva el Gobierno de Transición!

* Economista egresado de la UCV – año 1.972  

Correos electrónicos: profetanoskagamus@yahoo.com / guaripeterojo@outlook.com

Puede leer otras publicaciones de Tony Rivera Chávez haciendo clic aquí


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram