Caracas, 4 de mayo de 2018/-. Los trabajadores de la Alcaldía del Municipio Libertador de Caracas, llevaron a cabo una protesta en las inmediaciones de la Corporación de Servicio ubicada en Zona Rental. Los presentes exigieron la presencia de la alcaldesa Erika Farías, pero no apareció.

Los trabajadores exigen cumplimiento de sus derechos laborales, dotación de uniformes y equipos de seguridad. Además, anunciaron que solo recibieron la mitad de la quincena.

«No somos 2.700 trabajadores, somos 2.700 FAMILIAS. Tenemos hijos, mujer y familiares. Tenemos más de 17 años esperando por el contrato colectivo.» aseguró Milton Villasmil, trabajador de la Alcaldía.

La exigencia

El señor Villasmil aseguró que todos los presentes «somos chavistas«. También describió que muchos forman parte de la nómina desde la gestión del ex alcalde Freddy Bernal. «Nosotros estuvimos cuando empezó Barrio Adentro, Pdval, Mercal, los CDI. La plataforma que se levantó en 2001, 2002 y 2003 la hicimos nosotros» destacó Milton Villasmil.

El trabajador agregó que tienen 9 años en junta interventora y, según ellos, «no existimos«. Resaltó que «nos tienen invisivilizados» y expresó que mediante la protesta «Es la única forma que ésto llegue a los oídos del presidente«.

Los empleados exigen el cumplimiento de sus derechos y beneficios laborales. Explicaron que el seguro HCM no les alcanza «Para que atiendan a mi hijo me pidieron 2 millones de bolívares en la cuenta, solo para la consulta» aseguró un manifestante. También exigen mejora salarial,pago de útiles escolares, dotación de equipo de seguridad, cascos, guantes, fajas, uniformes, tapaboca y palas.

«Para rematar, todos los trabajadores recibimos esta quincena mocha, nos deben la mitad del sueldo. No somos guarimberos, ni estamos en contra del proceso, pero tenemos familia bocas que llenar.»

Villamil finalizó diciendo que tienen cinco meses esperando resultados de la junta directiva para la aprobación del contrato colectivo, las mejoras salariales, dotación de herramientas, equipos de seguridad y mejoramiento del seguro HCM. «Estamos cansados, basta ya» concluyó Villasmil.

El comisionado los recibió

Los trabajadores exigieron hablar con el presidente de la corporación y sus asistentes les dijeron que no estaba. Cuando subieron y trancaron la Calle Olimpo «el presidente apareció abajo, ¡nos tienen engañados!» exclamó uno de los trabajadores.

En vista que Erika Farías no apareció, los recibió el comisionado Gustavo Caraballo. Ante la pregunta de «¿Por qué la solicitud de los trabajadores ha sido ignorada?», el comisionado eludió, «no puedo responder eso porque estoy presentándome ahorita para verificar los planteamientos que ellos están haciendo«.

Una de las trabajadoras presentes aseguró que «¡no queremos mesas de trabajo, queremos respuestas ya!«. Asimismo, agregó que el presidente Maduro ha enviado el comunicado número 12 a la Cámara municipal el cual sigue sin acatarse. «Hemos ido a 4 reuniones y no nos han solucionado nada» aseguró un trabajador.

El comisionado objetó que «con violencia no llegamos a nada«. Destacamos que el grupo de trabajadores no protagonizó actos violentos, «no somos guarimberos, somos trabajadores exigiendo el cumplimiento de nuestros derechos laborales«.

Se le preguntó al comisionado Caraballo sí consideraba justo que los trabajadores coman como unos animales en los comedores que medianamente funcionan, a lo que visiblemente incómodo respondió «hacemos lo humanamente posible para garantizarle los derechos a todos los trabajadores«.

«Todas las solicitudes se están perfeccionando estamos trabajando en base a eso…» aseguró el comisionado Gustavo Caraballo.

Es de conocimiento público que la Alcaldía del Municipio Libertador constantemente recibe financiamiento y aprobación de recursos millonarios. Recursos que se pierden a mitad de camino, porqué no ve el mejoramiento del servicio ni reflejado en los beneficios percibidos por sus trabajadores.

Una trabajadora le mostró al comisionado un envase con la porción de comida que reciben. Los trabajadores deben soportar su turno laboral con solamente una porción de arroz y granos. Los mismos aseguraron que en muchas ocasiones la comida que llega está podrida y viene en envases sucios.


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través del enlace https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram