Caracas, 5 de abril de 2019. Este jueves 4 de abril, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), advirtió que para este año se calcula un incremento de entre un millón y medio a 1.1 millones de niños que necesitaran protección y acceso a servicios básico, producto de la crisis migratoria que vive Venezuela.

La dramática situación que atraviesa la nación suramericana, pone en alarma al fondo internacional de emergencia de la ONU, ante su preocupación por los diversos “reportes de xenofobia, discriminación y violencia perpetrados contra niños migrantes venezolanos y familias en países anfitriones y de tránsito. El registro de los niños migrantes es el primer paso para garantizar sus derechos”, indicó la Unicef según reseñó AFP.

De acuerdo a un informe interno de la ONU, al cual pudo acceder AFP la semana pasada, detalla que siete millones de personas, equivalente a un cuarto de la población de Venezuela, necesita ayuda humanitaria, tras carecer de acceso a alimentos y medicinas.

El 22% de los niños menores de cinco años de edad, padecen de desnutrición crónica en Venezuela, mientras que aproximadamente 5.000 venezolanos, huyen de su país diariamente y un 10% de los ciudadanos (más de 3,4 millones de personas) se encuentran en grado de migrantes o refugiados en los países vecinos, precisa el documento de la ONU.

“Unicef ha solicitado 69,5 millones de dólares para atender las necesidades de los niños desplazados de Venezuela y para aquellos que están viviendo en países de tránsito o anfitriones a través de América Latina y el Caribe”, señala la nota.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Siguenos en TwitterFacebook Instagram