Por: Keymer Ávila *

@Keymer_Avila

En el informe Uso de la fuerza pública y derecho a la vida en Venezuela que hemos elaborado para Provea describimos un continuo proceso de precarización y deterioro institucional en términos de un ejercicio del poder descontrolado, sin límites formales y materiales que le sirvan de contención. Esta debilidad institucional promovida por décadas ha generado cada vez mayores niveles de autonomía del aparato policial y militar que establece relaciones funcionales recíprocas con quienes ejercen coyunturalmente el gobierno.

Los gobiernos, bandos, actores, discursos partidistas y legislaciones, han cambiado pero las prácticas y los patrones parecen ser los mismos, con el tiempo solo incrementan su intensidad y magnitud. Se trata más de una lógica subyacente del ejercicio arbitrario de poder, que de proyectos políticos ideológicos o de país. Esto trasciende a posiciones ideológicas y partidistas, de izquierdas o derechas, liberales o conservadoras. Esta tendencia al incremento del deterioro institucional, de los abusos, excesos, ausencia de controles internos y externos, y especialmente de la letalidad de los cuerpos de seguridad termina siendo útil a quienes detentan el poder político en términos de intereses grupales y personales, de la obtención inmediata de beneficios en estos niveles.

Las muertes en manos de las fuerzas de seguridad del Estado son un indicador objetivo de este proceso. A menor fortaleza institucional mayores serán las muertes ocasionadas por las agencias armadas del Estado. Las fuentes oficiales y las no oficiales coinciden en el aumento de estas muertes durante los últimos años. Se puede afirmar con certeza que entre 2010 y 2017, que es el período en el que se cuenta con la información mejor sistematizada y continua, han fallecido a manos de las fuerzas de seguridad del Estado unas 18.401 personas. En 2010 la tasa pccmh de estos casos era de 2,3, en 2016 llegó a 19, ¡Se trata de un incremento de un 726%! El 60% de estas muertes han ocurrido durante los últimos 2 años. De igual manera las denuncias de ejecuciones extrajudiciales pasaron de un 32% para 1992 a un 90,4% para 2017.

Este tipo de muertes tienen relación con los homicidios en general. La violencia institucional impacta negativamente sobre la violencia social y delictiva. El aumento de las muertes en manos de las fuerzas de seguridad del Estado influye en el comportamiento de los homicidios; ambos fenómenos tienen en Venezuela una tendencia general al aumento.

También puede observarse desde el año 1976 algunas correspondencias entre el aumento de las violaciones en general a los DDHH (lesiones, violación de domicilio, tortura, privación ilegítima de libertad, acoso u hostigamiento, desaparición forzada) y las muertes en manos de las fuerzas de seguridad del Estado. La tendencia general de las violaciones a los DDHH también muestra un incremento durante las últimas 4 décadas. Sin embargo, es importante destacar el crecimiento acelerado que puede apreciarse a partir del año 2013, que se presenta como el más alto de los que se tienen registros.

Este proceso progresivo de desintitucionalización y de incremento de los excesos y abusos policiales y militares se alimenta también de: 1) Campañas de ley y orden promovidas por pánicos sociales que giran en torno al tema de la seguridad ciudadana como táctica para encubrir problemas de legitimidad, así como crisis políticas y sociales estructurales; 2) Estas campañas se sostienen con desinformación, la falta de información confiable, sistemática y las dificultades para acceder a la misma son parte de estos procesos generadores de masacres; 3) La visibilización de casos del pasado o de algún caso emblemático para encubrir la masacre por goteo que se lleva a cabo diariamente. Nuevas legislaciones o políticas en esta materia que son utilizadas como propaganda oficial también pueden cumplir esta función distractora y legitimadora.

Si quieres conocer con más detalle nuestro informe puedes descargarlo en estos enlaces: https://www.academia.edu/38929072/Uso_de_la_fuerza_p%C3%BAblica_y_derecho_a_la_vida_en_Venezuela | https://www.derechos.org.ve/investigacion/investigacion-especial-uso-de-la-fuerza-publica-y-derecho-a-la-vida-en-venezuela

Publicado originalmente en: Efecto Cocuyo

Foto: AFP/ Leo Ramírez

*Investigador del Instituto de Ciencias Penales, Profesor de Criminología en Pre y Postgrado en la Universidad Central de Venezuela. Colaborador del Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos de la Universidad de Barcelona.

También puede leer en Punto de Corte:


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Y siganos en TwitterFacebook Instagram