Según información de El Tiempo de Bogotá, un juez envió a la cárcel a dos venezolanos que portaban dos fusiles calibre 5.56 en un bus que cubría la ruta Valledupar-Barranquilla. Los sujetos fueron identificados como José Vicente Gómez Ríos y Pedro José Acosta Ovalles, los cuales fingían ser pasajeros pero hoy hacen parte de una investigación sobre un presunto plan generado desde Venezuela para atentar contra el presidente Iván Duque, a pocos días de la nueva y polémica toma posesión de Nicolás Maduro en enero.

Uno de los jóvenes detenidos, Gómez Ríos, tiene 22 años y es oriundo de San
Felipe, estado Yaracuy, y Acosta Ovalles, también de 22 años, nació en Ciudad Ojeda.

Mientra esto sucede en Colombia, desde la Cancillería venezolana y por redes sociales, Jorge Arreaza informa de manera inmediata su disposición de ponerse a la orden para apoyar las investigaciones:


Sin embargo, al no recibir respuesta de parte de su homólogo colombiano o alguna reacción oficial, Arreaza reafirma al día siguiente (hoy) sus intentos de comunicarse con la Cancillería colombiana, sin dar detalles de si estas comunicaciones han sido por vías oficiales o solo han sido por redes sociales.

Es importante resaltar que esto se da en medio de la persistencia de Maduro y su equipo de señalar responsabilidad del gobierno colombiano de Juan Manuel Santos antes de entregar al presidente Duque, en el atentado sufrido por Maduro con unos drones en medio de un desfile militar el 4 de agosto en la ciudad de Caracas.

Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través dehttps://t.me/PuntoDeCorte Estamos también en Twitter@Punto_deCorteFacebook e Instagram