Caracas, 8 de mayo de 2019. Para el cierre de 2018, Venezuela mantiene una cuenta por cobrar que asciende a 3.400 millones de dólares (al valor de mercado). Esta cifra se deriva de los acuerdos de cooperación energética – ejecutados por Nicolás Maduro con otros gobiernos de diferentes naciones -, según las estimaciones de Torino Economics.

De acuerdo su análisis, cada vez se hace más difícil de monetizar estos recursos debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos a Venezuela.

El mayor deudor a la nación caribeña, es Nicaragua, que mantiene un gobierno sumergido en una profunda crisis económica y aliado a Nicolás Maduro. La deuda de ese país es cerca de 1.470 millones de dólares, seguido de Haití, con 495 millones de dólares.

La cuenta por cobrar Venezuela a El Salvador es de 365 millones de dólares; Guayana, 245 millones de dólares; Bolivia, 170 millones de dólares; Paraguay, 131 millones de dólares; Uruguay, 106 millones de dólares, Surinam, 71 millones de dólares y Belice, 70 millones de dólares.

“Omitimos a Cuba en nuestros cálculos, ya que las sanciones de Estados Unidos hacen que el mercado para la deuda cubana sea prácticamente inexistente”, detalla Torino Economics.

Con respecto al volumen de envíos de PDVSA a Petrocaribe, la firma aseguró que registra una drástica caída de “198.000 barriles diarios en 2014 (con un valor de mercado de $6.400 millones) a 49.000 barriles diarios (con un valor de mercado de 1.120 millones) en 2018”, reseñó Banca y Negocio.

Torino Economics, explicó que la crisis en la producción petrolera que registra Venezuela, así como la deuda que mantiene el país con Rusia y China – que es cancelada con crudo -, son unos de los factores por el cual mermó las ventas con

La crisis que atraviesa Venezuela en la producción petrolera, así como el peso de la deuda que debe cancelar a Rusia y China con crudo, “mermó las ventas con descuento que hace a países del Caribe en el marco del programa Petrocaribe”. Sin embargo, “Venezuela se cobró unos $983 millones de las deudas con sus aliados caribeños en 2018, parte de ellos en especies”, agrega la nota.

La firma, señaló que las sanciones de Estados Unidos de agosto de 2017, que prohíbe tanto a las personas jurídicas como naturales de la nación norteamericana, acceder a créditos comerciales adeudados a Venezuela, “limita significativamente la capacidad del gobierno venezolano para monetizar estos activos”.

Lea también en Punto de Corte:

Con información de Banca y Negocio.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram