Jesús Santander / Xalapa – México, 6 de enero de 2019. El pasado 4 de enero se conmemoró en México y diferentes estados como el de Veracruz, el Día del Periodista en honor a Manuel Caballero, considerado el padre del reportaje en ese país.

No hay nada que celebrar, en este día, pero si hay que recordar a todos aquellos compañeros que fueron secuestrados, censurados y asesinados, en datos recabados por organizaciones nacionales e internacionales, son  12 periodistas asesinados durante el año 2017 y 13 en el año 2018.

Tan solo en México ya no existe el libre ejercicio de realizar el periodismo, ya que es uno de los países más peligrosos para ejercer esta labor, uno de los estado con mayor índice de violencia y asesinatos contra periodista es Veracruz quien en los últimos años ya suman 22 comunicadores asesinados en los últimos 7 años, 17 durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa y 5 durante la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, de acuerdo con estadísticas de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas en Veracruz.

El último periodista asesinado en el país, fue en el actual sexenio de Andrés Manuel López Obrador, fue Jesús Alejandro Márquez Jiménez quien trabajaba como director del medio digital Orión Informativo, fue hallado muerto con 3 impactos de bala en Tepic Nayarit, el pasado sábado 1 de Diciembre.

En el año 2017, la organización Reporteros Sin Fronteras reportó en su informe sobre la muerte de 12 periodistas en el país, registrado como el más violento para el oficio en México, pero en 2018 lo superó, con 13 periodistas que perdieron la vida.

Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto se cometieron 47 asesinatos mientras que en el mandato de Felipe Calderón 46, para la organización Article 19 esta situación debe revertirse y erradicarse mediante una estrategia de acciones interinstitucionales de prevención protección. Acceso a la justicia y reparación del daño.

Article19 ha propuesto una agenda mínima en materia de Libertad de Expresión e Información, implementación de una Estrategia Nacional de Protección que considere un diagnóstico de la violencia a la que se enfrentan los periodistas en el país, donde se reconozca su papel fundamental del Ejecutivo en la articulación de las instancias de protección y poderes públicos para abatir el problema.

México se encuentra en la lista de naciones más peligrosas y violentas para esta profesión junto con Siria, país que se encuentra en guerra civil y que registró el mismo número de asesinatos, junto con Afganistán, Irak y Filipinas.

Los periodista necesitan un esquema de protección que brinde las garantías no sólo para ellos sino también para sus familiares, en Veracruz exista actualmente la Comisión Estatal de Atención y Protección para Periodista quien se han encargado de denigrar y no realizar los mecanismo de protección para los periodista, pues este organismo autónomo se creó para enriquecer los bolsillos de los actuales representante.

Es importante que el gobierno de Veracruz revise los casos de los compañeros asesinados y hablar con la verdad.

También puede leer:


Suscríbase a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram