Pescao Salao (…) Si algo le faltaba al propio Nicolás Maduro y todo su andamiaje de creadores de mentiras e historias ficticias era inventar una tesis que lo dejara no solamente en ridículo, sino que sus propias palabras se caen por su propio peso, no sólo por lo absurdo del planteamiento, sino que si eso fuese “verdad”, pues cuál sentido tiene atentar contra el sistema eléctrico, si puedes atentar contra otros factores directos del poder, y en el propio centro de los acontecimientos políticos.

En efecto, cuando Maduro asegura que el reciente mega-apagón fue causado por un incendio cuya responsabilidad atribuye a un “francotirador” que disparó desde gran distancia hasta el Gurí, pues en lo personal, los autores intelectuales que habrían contratado a semejante francotirador que además al parecer está armado con una balas de contenido prácticamente nuclear, y supongo que con unos rifles creados por el imperio de tecnología desconocida, porque recorren cientos de kilómetros sin ser detectados, debo suponer que quien realizó tal disparo, lo más probable es que para haber alcanzado tal nivel de puntería y de desastre, debió haber originado esa acción desde lo más alto del Roraima, o hasta estaba en la cima del Salto Ángel, y ante estas razones fue un hecho impredecible y sin posibilidad de ser evitado por los cuerpos de seguridad del madurismo.

Ahora bien, si esta última tesis del madurismo que se suma a cualquier cantidad de barbaries pensativas, creo que la cúpula madurista debe estar en este momento muy preocupada, porque con semejante francotirador o francotiradores de ese nivel de experticia y posibilidad de éxito, ahora quienes usurpan el poder, así como sus familias tienen que estar muy nerviosos de que individuos de esa calaña anden libremente por las calles, porque no quedan dudas, que estamos ante la presencia de potenciales asesinos que en cualquier escenario podrían incluso atentar contra los autodenominados “hijos de Chávez”, así como sus consortes, hijos, y por supuesto, colaboradores del régimen en todas sus instancias.

De hecho, – y vayan las palabras de Maduro por delante – hay que decir que muy tonta ha sido la oposición y el imperio en haber buscado acabar con el madurismo empleando un dron como acción bélica, o invertir su tiempo en marchas, concentraciones y viajes por el mundo buscando apoyo internacional, cuando al tener un francotirador de estos niveles de precisión y alcance, y además siendo “asesinos” como los ha definido el madurismo en múltiples ocasiones, habría que preguntarse: ¿Cómo es que una oposición asesina y de los más inicuos pensamientos no ha atentado directamente contra quienes se han apoderado del poder, violando la Constitución y las leyes? Cómo bien decíamos en entregas anteriores, cosas muy quijotescas las de esta oposición “apátrida”, pero más sorprendente es ver como la cúpula madurista y sus familiares se desplazan tranquilamente por cualquier espacio del país y del mundo, incluso con aviones propiedad del Estado, por lo que también resulta extraño que ninguna de esas balas que alcanzó el Gurí, los haya alcanzado a ellos en el aire, o en sus espacios de trabajo o residencias.

El madurismo es una perversión que ha superado la malignidad de Joseph Goebbels en tiempos de nazismo, que ante cada mentira que inventan la misma se les revierte, no sólo por lo absurdo de sus argumentaciones, sino porque ante cada historia que narran, el sufrimiento y la indignación del pueblo aumentan cada día que pasa.  Es una población que ya no tolera la hiperinflación, pensiones y salarios de 5 dólares al mes, y ahora se le suma las calamidades de la electricidad y el agua, sí como la destrucción de la educación, la salud y el transporte público.

En consecuencia, si un francotirador provocó el reciente mega-apagón, supongo que la cúpula madurista y todos sus derivados, en lo sucesivo andarán blindados con trajes anti-balas, también de última tecnología proporcionados por los rusos en su más reciente viaje, y por ello no podrán mostrar públicamente sus ropas y calzados de marcas europeas que acostumbran a emplear como vestimentas de presentación personal; verbigracia,  que tal vez en lo sucesivo, los veamos protegidos con una especie de nuevas armaduras de hierro similares a la que empleaban en algún tiempo de la historia, o en mejor estilo, como las películas de Robocop o cualquiera de las más recientes creaciones de Hollywood. Quien quita, es posible que los maduristas aparezcan con esos nuevos trajes en la versión Duro de Matar V con Bruce Willis. 

Espinitas – Versión de Trabajadores

Ante la versión de Nicolás Maduro en que habría sido un “francotirador” el responsable de este mega-apagón, Pescao Salao, con informaciones directas desde el propio sitio de los acontecimientos por parte de trabajadores de Corpoelec nos relatan cómo se originaron y ocurrieron estos hechos: En la tarde del 25-3-2019 en la sede del Guri, y previamente al desastre, Luis Motta Domínguez como presidente de la empresa eléctrica grabó un video  que lo subió a las redes –  público y notario-  para mostrarnos que todo estaba “muy bien”. No obstante, con tal acción y hablando en criollo, el ministrillo quiso hacer una gracia y le salió una morisqueta ¿Por qué? Resulta ser que el ministro “más disciplinado, eficiente y competente de Maduro”, y quien dijo que “blindó el sistema eléctrico nacional”, pues cumplió lo prometido.  Para ello, personalmente energizó el  Autotransformador Nº 1 del patio en el Guri; lo que no han dicho estos destructores de Corpoelec es que la fase «A» de ese autotransformador explotó, o sea, se pudiera decir que voló el llamado  bushing o conocido por los empleados eléctricos como “pasatapa” y provocaron el incendio que Maduro terminó achacando a un “francotirador”. 

¿Y cómo ocurre una situación semejante?  Es casi la misma que ha afectado al resto de la administración pública y empresas del Estado. Inicialmente despidieron a técnicos e ingenieros que no estaban con el “proceso”, aunado con más de 10 mil renuncias que se han presentado en el sector en los últimos tres años. Los maduristas pensaron que con unos pocos cubanos sin experticia eléctrica y menos para una represa como el Gurí, éstos apenas empatando cables podían colocar en servicio una máquina tan compleja y delicada, la cual no ha tenido el debido mantenimiento, y que necesita la lubricación de un superaceite. Lamentablemente, ante la escasez de recursos económicos, irresponsablemente están colocando en los motores y piezas de la represa un aceite super contaminado – quemado -, que además se aplica sin los mínimos protocolos estipulados, razón por la cual, el responsable del incendio no es otro que Luis Motta Domínguez. Esta es la verdad.

Por último, los trabajadores del Gurí nos advierten que las fallas van a persistir, y que en cualquier momento algunos de estos mega-apagones hará irrecuperable el sistema eléctrico nacional, generando una paralización absoluta del país no por varios días como ha sido el caso de los dos últimos eventos, sino que pudiera haber un colapso definitivo que volveremos a la época de las cavernas.

Desde Pescao Salao advertimos sobre la repetición del mega – apagón, ahora alertamos que éstos hechos seguirán siendo parte del desastre madurista, hasta que llegue el colapso final del servicio, mientras Maduro continúe usurpando su presencia en Miraflores. ¿Hasta cuándo el pueblo de Venezuela continuará comiendo sólo las espinas de este pescao salao?

Se han perdido dos semanas enteras sólo en este mes de marzo tanto por actividades educativas como laborales. Especialistas señalan que estos hechos han impactado en unos 5 puntos del Producto Interno Bruto (PIB), es decir, que si se tenía inicialmente previsto una caída del – 18% en la economía, con esta serie de apagones es muy probable que al final de 2019, estemos en el orden de – 30% del PIB. Ni un país en guerra ha sufrido tal destrucción económica como el caso de Venezuela.

Habrá un “nuevo” aumento salarial con fecha del 1 de abril. Para qué sirve tal “aumento” con una hiperinflación superior en 2.000.000%, pero que además no permitirá llegar los ingresos de los trabajadores, ni siquiera a los 10 dólares mensuales. Toda una pantomima del madurismo para seguir manipulando a sus incautos.

Hasta la próxima entrega.

Pescao Salao el sabor del mar en las palabras

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram