Caracas, 19 de junio de 2019/.- En la capsula 5 minutos, Nicmer Evans se refiere al tema de la corrupción y señala que se trata de un problema de ética política. “la Corrupción es un problema que está en un porcentaje importante del ADN de la democracia, de la dictadura, de la derecha y de la izquierda, es transversal, no tiene ideología, está ubicado el cualquier tendencia”.

“El asunto es como el sistema y los políticos abordan la corrupción”, aclara, pues a su juicio en el “chavimadurismo” la corrupción se hace parte y se mimetiza en su sistema”.

Sin embargo, destaca que cuando sucede un problema de este tipo en el sistema de Juan Guaidó, ”se genera una problematización, se aborda, se investiga”.

En tal sentido, solicita el mayor peso de la justicia en el caso de cualquier acto de corrupción que haya sucedido con el manejo de recursos de la ayuda humanitaria o de los recursos para militares venezolanos en Colombia

Asimismo, resalta como el régimen de Nicolás Maduro,  no habla del caso Andrade, Gorrin o de Odebrecht. “Te invito Jorge Rodríguez a que hagas una rueda de prensa y toques esos temas de corrupción”.

Por otra parte, subraya que “en Venezuela hay presos políticos” y que se utiliza la liberación de Gilber Caro y de otros personajes políticos en el marco de la llegada de Michelle Bachelet.

“Desde la dictadura se lavan la cara con estas liberaciones. Esperamos que se las sigan lavando, pero nunca van a quedar limpios. En Venezuela se violan los DDHH, Venezuela tiene un gobierno usurpador, y está en dictadura”, es el mensaje de Evans para la Alta Comisionada de Naciones Unidas.

Aclara que Bachelet llega con un mandato de las ONU, para validar con entrevistas y recorridos el informe que se está desarrollando desde 2018. “No está invitada ni por Maduro ni por Guaidó”, señala.

«La invitamos a que recorra las calles, entre a hospitales , vaya a un supermercado, hable con la gente, revise el acceso a medicinas, vaya a zonas humildes, pida a hacer pipi en un baño de un hospital público venezolano”, sugirió a la representante del organismo multilateral.

“Le pedimos que nos acompañe a revisar esta dura realidad”, concluyó Evans.

Puede leer en Punto de Corte: