Caracas, 8 de mayo de 2019. El presidente del Sindicato de Maestros del Distrito Capital, Edgar Enrique Machado, explicó en entrevista en TV Venezuela, las implicaciones que genera la constante suspensión de clases, motivadas a fallas eléctricas y decretos de días no laborables.

«Al Ministerio de Educación lo que le importa es que el muchacho pase, así tenga los conocimientos o no. Vemos con preocupación la situación porque se han perdido unos 40 o 50 días de clases*», estimó Machado.

*Recordamos que el año escolar comprende 180 días.

El presidente del Sindicato de Maestros explica que esa importante pérdida de clases se debe también, «por el cambio de horario en el sistema escolar». Dado que, hace 3 semanas, el Ministerio de Educación estipuló que el horario académico es de 7 a 12 de la mañana.

En ese sentido, el docente expuso un caso alarmante que ocurre en la parroquia Antímano. Dónde hay planteles que tienen dos turnos (mañana y tarde). Por lo que los docentes de la mañana dan clases de 7 a 9, y los de la tarde, de 9 a 12. Reduciendo a tan solo dos horas, cada jornada escolar.

«Por eso digo, la situación es grave. Se han perdido unas 90 horas de clase en todas las asignanturas… Los muchachos no van a estar preparados. Prácticamente el año escolar está perdido… Hay que esperar a ver que anuncia el Ministerio de Educación, que hasta el momento no se ha pronunciado ni consultado con las unidades educativas ni los gremios», precisó el profesor Machado.

Con respecto a las implicaciones que genera la pérdida de clases, augura que, «estoy seguro que nos van a obligar a pasar de grado a estos muchachos». Además, confía que ocurrirá cómo en años anteriores, «que si no tenían profesor de matemática le ponían la nota de otra materia». Eso se traduce en que, cuando llegan a la universidad abandonan por no tener los conocimientos. «Eso es lo que va a pasar», sentencia Machado.

No obstante, el problema en el sistema educativo abarca, incluso, el ámbito estructural. Machado estima que solo en Caracas hay más de 580 unidades educativas. Pero, «el 20% no está acorde para atender una educación de calidad»

«Tenemos salones oscuros, sin bombillos, que funcionan con la poca luz natural… Tenemos pizarrones que no funcionan… Las instituciones son focos de infección porque no tenemos agua, tampoco tenemos materiales de limpieza… En Macarao hay instituciones que se están hundiendo», denunció el docente Machado.

Vea los segmentos aquí

Con información de Twitter

Foto referencial

Lea también en PuntodeCorte