(República Dominicana/30 de enero de 2018). Luego de aplazarse más de una semana el encuentro entre voceros del gobierno de Nicolás Maduro y de una parte de la oposición representados en la MUD, se reanudaron las conversaciones ayer en República Dominicana.

El vocero del oficialismo, Jorge Rodríguez afirmó que esperaba se diera una «reunión definitiva», por su parte, Jorge Arreaza, Canciller de Venezuela refirió que dicha reunión se lleva a cabo  a contravía de lo esperado por el gobierno de Trump, el Grupo de Lima y la Unión Europea, cuyos gobiernos han recrudecido su crítica, incluídas sanciones a funcionarios del chavismo, durante los últimos día.

El clima de las conversaciones, el más álgido en semanas, después de que el gobierno adelantara algunas decisiones que ponen en entredicho el futuro de la negociación, añade el retiro de la representación del partido Voluntad Popular de la instancia, luego de que se ileglizara su acreditación ante el organismo electoral venezolano, CNE, la semana anterior.

El representante del gobierno domincano, Roberto Rodríguez Marchena, declaró el día de ayer acerca de la decisión de ambas partes de volverse a reunir el martes 30:

«Tanto el gobierno como la oposición de Venezuela han convenido volver a reunirse mañana (hoy) a las nueve de la mañana, al parecer han requerido trabajar un poco más y por eso han decidido encontrarse a esa hora». Siga las declaraciones de Rodríguez por el siguiente enlace de youtube:

El diario La Vanguardia, resaltó algunos de los puntos de la agenda de la delegación opositora:

La delegación negociadora de la oposición asiste a República Dominicana a exigir las garantías electorales que permitan unas elecciones justas y así «propiciar un cambio para nuestro pueblo», dijo la alianza antichavista Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en un comunicado.

Los opositores denuncian que el gobierno «ha profundizado su posición de boicot a la mesa de negociación al proceder a la ilegalización» de partidos opositores y al decretar de manera unilateral que las elecciones presidenciales, uno de los temas del diálogo, se celebrarán antes de mayo.

La MUD señaló que acudirá a Santo Domingo para «protestar por estas últimas decisiones del gobierno y el avance de su visión totalitaria (…) que sólo buscan dinamitar un proceso de negociación en el que se sienten acorralados».

«Consideramos que este encuentro representa una oportunidad definitiva para que el Gobierno revise sus recientes decisiones, y de esa manera evite que el país entre en caos inmanejable (…) y pedimos a los venezolanos confianza en estos esfuerzos que buscan consolidar el cambio político», prosigue el escrito.

La oposición venezolana destaca que en las conversaciones que arrancaron en diciembre, con el acompañamiento de Chile, México, Nicaragua, Bolivia y San Vicente y las Granadinas, ha sido «imposible avanzar en aspectos fundamentales, debido a posiciones de máxima rigidez por parte del Gobierno principalmente en el tema electoral».

En el tema de las votaciones, la MUD pide, entre otros aspectos, la renovación de las autoridades electorales, observación internacional de los comicios, garantizar el derecho a votar de los venezolanos en el exterior, levantar las inhabilitaciones a sus dirigentes y reglas equitativas para la propaganda y campaña.

Foto tomada de: lavanguardia.com