Select Page

Violencia en México obliga a Coca-Cola a cerrar una planta

Violencia en México obliga a Coca-Cola a cerrar una planta

Caracas, 23 de marzo de 2018/.- Agresiones recientemente cometidas contra sus empleados por grupos ligados a la delincuencia obligaron a Coca-Cola FEMSA (KOF) a cerrar de forma indefinida sus operaciones en un centro de distribución en Ciudad Altamirano, en el estado de Guerrero, al sur de México.

El centro emplea a más de 160 personas de esta localidad, reseñó la agencia Reuters, y ha sido objeto de hostigamiento por parte de organizaciones criminales por meses.

“La empresa rechaza enérgicamente toda acción de violencia en contra de sus colaboradores, familias y comunidades donde opera”, dice el comunicado de KOF. “Lamenta profundamente que la ausencia de un estado de derecho y la prevalencia de la impunidad que afecta a la región, la lleve a detener sus labores en un territorio en el que ha tenido presencia por más de cuatro décadas”.

Las agresiones comenzaron en enero, según el documento, y KOF teme no garantizar la seguridad de sus trabajadores.

“Desde enero de este año, los integrantes del Centro de Distribución de Coca-Cola FEMSA en Ciudad Altamirano comenzaron a recibir constantes amenazas y agresiones por parte del crimen organizado, así como afectaciones a las instalaciones de la empresa”, dijo la firma.

La corporación explicó: “La falta de condiciones necesarias para operar de manera eficiente y segura en esta zona del estado de Guerrero, así como la reciente agresión injustificada hacia uno de nuestros colaboradores, llevó a la empresa a tomar esta decisión”.

La medida tiene antecedentes. Hace tres años, en 2015, KOF cerró otro centro de distribución en Guerrero. En esta región operan cárteles del narcotráfico y grupos de delincuencia organizada.

Según dato de Reuters, en México más de un millar de personas son asesinadas cada mes. Muchas de ellas son torturadas, descuartizadas, quemadas o encontradas en fosas clandestinas en las que grupos delictivos suelen dejar a sus víctimas.

Lea también: 2017 el año más violento en México: periodistas y políticos las profesiones más peligrosas

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones