Caracas, 15 de mayo de 2018/-. Diez buques petroleros permanecen anclados en los puertos venezolanos, a la espera del pago de la petrolera estatal Pdvsa para descargar 3,124 millones de barriles de productos refinados, según fuentes que hablaron con Platts.

Dos de ellos que tienen combinado un millón  de barriles de nafta virgen pesada, están frente en las instalaciones de la refinería de Jose, según S & P Global Platts Anlytics Flow y operadores de terminales marítimas, que hablaron bajo condición de anonimato.

Otros 1,5 millones de barriles de mezcla de gasolina de 91 y 95 están esperando en los puertos de El Palito y Puerto La Cruz en cinco embarcaciones, mientras que otros tres barcos tienen MTBE, nafta y alquilato en Amuay, Aruba y Punta Cardón, respectivamente.

Una fuente del mercado dijo que Venezuela aparentemente no salió a comprar mucha gasolina y diesel para ser entregada en mayo, lo que implica que Pdvsa podría usar las cargas que están esperando para abastecer las necesidades de este mes.

“No los vimos haciendo grandes compras para entregas de gasolina y diesel en mayo, así que supongo que se sienten cómodos con los barcos que tienen esperando”, dijo.

Los pagos han estado llegando, pero muy lentamente, agregó la fuente.

La estatal compró nafta virgen pesada (HVN en inglés) para mezclarla con crudo pesado de la Faja del Orinoco. El petróleo crudo diluido mezclado (DCO en inglés) es luego exportado.

La escasez de HVN en Venezuela ha provocado una desaceleración en la producción y exportación de DCO por parte de Pdvsa a sus principales mercados en EE. UU. y Asia, acelerando el deterioro financiero y el declive de la producción.

Pdvsa ha experimentado frecuentes problemas en sus principales refinerías: la planta Amuay de 645.000 b/d, la planta Cardon de 310.000 b/d, la planta Puerto La Cruz de 187.000 b/d y la planta El Palito de 140.000 b/d.

El Centro de Refinación Paraguaná de 955.000 b/d de Venezuela operaba a 181.000 b/d el lunes, o el 19% de su capacidad, informó la petrolera en un informe técnico. Ubicado en el noroeste de Venezuela, el complejo CRP incluye la refinería Amuay y la refinería Cardón. El complejo también incluye la planta de asfalto Bajo Grande, que ha estado cerrada desde 2012.

El informe técnico indica que Amuay estaba operando a 120.000 b/d, o 18.6% de su capacidad, y Cardón operaba a 61.000 b/d, o 19.7% de capacidad.

Traducción propia

Lea también en Punto de Corte: José Guerra: ConocoPhillips es un problema que está estrangulando buena parte de las exportaciones petroleras de PDVSA

Con información de Global Platts


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram