Caracas 25 de agosto de 2019. A menos de 48 horas de que entre en vigencia la decisión adoptada por el Gobierno del Ecuador de exigir la visa a los venezolanos que quieran ingresar a su territorio, en la frontera de Rumichaca aumenta el arribo de connacionales y el drama y la angustia para ellos es aún mayor.

Hasta las altas horas de la noche del viernes estuvieron reunidos los representantes del Gobierno del Ecuador, Administración municipal y Organismos de Cooperación Internacional, con el fin de adoptar medidas que permitan mitigar la situación de emergencia que se pueda registrar como consecuencia de la llegada masiva de venezolanos al Puente Internacional de Rumichaca.

En la reunión hizo presencia el director de Integración y Desarrollo Fronterizo, Víctor Bautista, quien solicitó a las distintas entidades del Gobierno mantener la prudencia y la calma en cuanto al tratamiento efectivo a los migrantes.

Sin embargo, este sábado al despertar los habitantes de Ipiales se encontraron con la desagradable noticia de que en varios barrios no hay servicio de agua, al parecer por un daño en la bocatoma, lo que significa un gran inconveniente en la atención a los venezolanos que desde la semana anterior empezaron a llegar a la frontera sur de Colombia.

Siga leyendo en El Tiempo

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram