Caracas, 16 de agosto de 2019

Por: Julio Reyes*

@juliodemocrata2

El extremismo en tiempos tan difíciles como el que atravesamos debe moderarse para poder examinar alternativas que permitan resolver «el aquí y el ahora» de los ciudadanos. Los venezolanos necesitamos de esos acuerdos, de esas razonables alianzas que no necesariamente serán eternas. (Así leí en un grupo whatsaap). Nos pasamos el tiempo en críticas y «descalificaciones», y no hacemos NADA por tratar de agrupar a todas las fuerzas que se oponen a la dictadura. No entendemos que lo prioritario, lo urgente es ponernos de acuerdo TODOS para dar fin a la tiranía y evitar más muertes y dolor. A título personal sin ser etiquetado de «PRO NADA», sólo me ocupa el interés de una salida menos tortuosa para mis con – ciudadanos.

Considero: 

1. Quiénes coincidimos con la negociación cómo la vía para la solución a nuestra crisis, debemos seguir trabajando por tratar de lograr la Unión Superior  de todos los factores de la vida nacional, la única agenda debe ser los puntos de coincidencias; en el marco del respeto y reconocimiento de todas las fuerzas que se oponen a la dictadura. No podemos seguir sumergidos en las dudas y la desconfianza.  

2. Otros le apuestan a la intervención ¿Cómo se come? ¿Cuál son los pasos?

3. Otros esperan que desde afuera nos hagan el mandando y sólo hay gritos y vísceras que poco aportan. Mientras el hambre y la desidia en la gente avanzan, vale la pena ponernos de acuerdo y salvar a Venezuela.

Mientras no seamos  capaces de entendernos y respetarnos no lograremos el acompañamiento de los ciudadanos,  de seguir en las descalificaciones que es  el alimento para la desconfianza, más abono será para la anti política, a estas alturas ya debíamos tener el aprendizaje de los errores que hemos cometido los PARTIDOS, LOS POLÍTICOS. La lejanía de los ciudadanos con la Cosa política se hace cada vez más notorio y Venezuela necesita CONFIANZA, y los únicos que podemos generarla en el caso político somos los políticos, ¡Venezuela la reclama! y urge trabajar por ella. Los venezolanos necesitan liderazgos que los orienten y les planteen con responsabilidades soluciones a su sufrimiento, entendiendo que ellos (los ciudadanos) también son necesarios y fundamentales. Nos urge, insisto, en ser «impopulares ante la popular mentira». Las dudas deben ser vencidas por las negociaciones internas de la oposición toda, que permita generar la confianza y el respeto puertas adentro, para contagiar a los ciudadanos y ganarnos la confianza que nos permita en estrategia avanzar JUNTOS y nos haga fuerte ante Goliat (tiranía).

(*) Activista político y secretario general nacional adjunto de Nuvipa

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Vea otros artículos sobre el autor aquí en punto de corte

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram