Inicio NoticiasNacionales Ante el paquetazo rojo madurista ¡Huelga nacional ciudadana! Por Nicmer Evans

Ante el paquetazo rojo madurista ¡Huelga nacional ciudadana! Por Nicmer Evans

Por Nicmer Evans
283 Lecturas

Por: Nicmer Evans.*

@NicmerEvans

El viernes 17 de agosto el madurismo demostró que pueden ser aún peores y mucho más destructivos.

Aplicar un paquetazo económico al mejor estilo del Fondo Monetario Internacional (FMI) de los 90 del siglo pasado implicaba, cuanto menos, unas políticas compensatorias a nivel social y un recorte del gasto público junto a un estricto manejo fiscal y profundización de sanciones a la corrupción, y aunque con esto no me planteo en lo más mínimo justificar esas políticas del siglo pasado que trajeron tantas desgracias a los pueblos de América Latina, sin embargo traigo la referencia porque lo que hemos escuchado y estamos empezando a vivir en vísperas de la llamada “reconversión monetaria” en Venezuela se queda en pañales ante toda la desgracia y la miseria fondomonetarista de los 80 y 90.

Si ayer no podías pagarles a las enfermeras 180 millones de BsF y tenían a la Administración Pública ganando en promedio 1 $ mensual, como pasan a 30$ mensuales sin producir un barril de petróleo más, Maduro  o es un criminal o es un loco miserable, o las dos cosas.

No existe economía en el mundo que pueda vivir sin producir, y la única manera de poder vivir mejor es producir más y mejor.

El chavomadurismos, con un estruendoso énfasis en la etapa madurista, es el único régimen en el mundo moderno que piensa que haciendo a una población parasitaria, que sólo dependa de las dádivas y migajas del gobierno, y que con la extracción arrebata y absoluta de todos los minerales, puede hacer un país mejor, pero por otra parte, destruye la gallinita de los huevos de oro y disminuye la producción petrolera de 3 millones de barriles diarios  a menos de 1.2 millones, y sin siquiera producir un barril más pasa de pagar 1 dólar diario a los trabajadores a 30$, basados en un artificio contable que incorpora una unidad inexistente, que fue un fracaso desde su nacimiento ya que nadie la compró porque no confió en el emisor, la “critomoneda” Petro, que pasó a ser de inmediato un criptoactivo que compromete la soberanía nacional y que al no tener ni siquiera asidero en la estafa que pretendió montarse a escalas inimaginables, entonces decidieron convertirla en una unidad contable para estafar a todos los venezolanos.

Junto a esto, la más miserable de las políticas regresivas: aumentar el IVA para cargar todo el déficit fiscal a los más pobres, a los que no tienen nada,  me pregunto ¿Cómo el PCV o los que se hace llamar “comunistas” saldrán a justificar y defender el aumento del IVA a 16%?, veo una sola respuesta: cambiando el nombre a Partido Madurista de Venezuela (PMV)

Lo más cínico de la medida es generar un espejismo con la ilusión salarial, que se diluirá en 48 horas cuando los comercios inevitablemente y para no cerrar, trasladarán el nuevo costo de nómina a los precios, haciendo del aumento a 30 dólares el más fugaz de la historia de la humanidad. Sin embargo veremos algunos estúpidos decir que el SUNDDE resolverá, ahora sí, lo que no pudo resolver en 5, 20, o 1000 años. La fijación de precios y subsidio de la nómina por 90 días será un nuevo nicho de corrupción sin que detenga el cierre de las empresas o negocios, o el remarcaje con la vista gorda del gobierno.

Estas y muchas otras realidades ya se están desbordando, negocios cerrados, puntos y bancos que ya no efectúan transacciones bancarias porque las plataformas tecnológicas fluctúan, compras nerviosas y colas en las bombas de gasolina porque aunque el gobierno salga a explicar una y mil veces, todo el mundo sabe que esto es un locura y corre a resguardar a sus familias.

Pero ante todo esto ¿Qué hacer? A continuación asumimos 6 pasos, previamente conversados desde el Movimiento Por la Democracia e Inclusión (MDI) en una ruta para la reestructuración económica:

  1. La crisis económica no empieza a resolverse con una receta económica, sino política, por eso el primer y único paso que puede devolver la esperanza de salir de este infierno es la salida del gobierno en pleno para la generación de confianza en función de iniciar un proceso de reactivación económica productiva con sentido social.
  2. Al salir del gobierno en pleno, asumir parte de la tesis de Ricardo Hausmann sobre la necesidad de obtener una donación de por lo menos 20 mil millones de dólares para atender socialmente las demandas más urgentes e iniciar una reactivación de la industria petrolera que es la única en condiciones inmediatas de ser reactivada para generar flujo de caja en volúmenes suficientes para la reactivación económica.
  3. Lograr una quita grande y refinanciamiento o una condonación total de la deuda, que libere los recursos que hoy se producen a duras penas para orientarlos en la reactivación productiva del país hacia el fortalecimiento de la industria petrolera y la impostergable diversificación económica productiva.
  4. Desarrollar un plan de reactivación productiva con centro fundamental en el campo venezolano para lograr cierta autonomía en el acceso a los alimentos y empiece a generar condiciones competitivas para incursionar en el mercado mundial de aliementos.
  5. Una urgente repatriación de capitales desde dos vertientes: La primera desde la recuperación de confianza en la vuelta de los capitales que se fueron por desconfianza, y la segunda por vía punitiva, como consecuencia de la repatriación forzada con base en el apoyo internacional para capitales fugados por aquellos que hicieron piñata con las divisas asignadas por el gobierno oprobioso del madurodiosdadismo y del chavismo en su momento calculados según cifras que calculamos en su momento, cuando era parte de Marea Socialista de 500 mil millones de dólares entre 1999 y 2013.
  6. Castigo a la corrupción sin contemplación y cese de la explotación del Arco Minero destructora del único y verdadero patrimonio de todos los venezolanos, su soberanía ambiental, ecológica y sobre la biodiversidad.

Para lograr todo esto, existen dos pasos iniciales fundamental en este momento:

  1. Unión de todas las fuerzas opositoras, declinando cualquier apetencia personal o grupal de asaltar el poder en una acción sobrevenida, y buscando articular todas las fuerzas en el objetivo de lograr un 23 de enero del siglo XXI.
  2. Una gran huelga nacional ciudadana, tal como lo ha planteado el Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL) lo más pronto posible, como primer paso de demostración de fuerza para lograr desplazar al gobierno sin violencia pero con la fuerza suficiente para que no tengan posibilidad de escaparse de la justicia.

 

Puede leer otras publicaciones de Nicmer Evans aquí

Artículos Relacionados

5 comentarios

Los comentarios están cerrados