Inicio Noticias (Opinión) Arco Minero, transnacional del crimen. Por Américo De Grazia

(Opinión) Arco Minero, transnacional del crimen. Por Américo De Grazia

Por Punto de Corte
306 Lecturas
Foro-Debate|Dip. Américo De Grazia: La PNC se ha convertido en el movimiento de masas más importante de Venezuela

Artículo escrito en exclusiva para PuntodeCorte.com

Amantea, Italia, 11 de agosto de 2020.
Por Américo De Grazia*
@AmericoDeGrazia

El sur del río Orinoco, en Venezuela, es un territorio ocupado por transnacionales del crimen organizado. Todas bajo el paraguas y el auspicio del NarcoMadurismo; con dos grandes propósitos, uno político y otro crematístico. El político guarda estrecha relación con la intención de sostener en el poder al régimen imperante, convertidos los terroristas en escudo del régimen frente a los países libres que osen auxiliar la liberación de Venezuela, con la amenaza creíble de convertirla en una Siria, Libia o Irak. En un segundo término, el crematístico, propician el saqueo a la nación.

Teniendo ambas premisas como referencia, lo sensato es saber cómo, por qué y quiénes operan.

¿Quiénes ocupan el territorio de manera fáctica? el ELN y las FARC, convertidas en transnacionales colombianas al servicio de Cuba, operadas desde la Habana, a la órden del CastroComunismo. Hezbolá y Hamas operadas desde Irán, franquicias terroristas contratadas por Tarek El Aissami, sus diferencias religiosas confluyen en un objetivo común: ddesaparecer al estado de Israel. Mientras juegan al servicio del régimen venezolano, este sirve de bisagra entre ellos con propósitos comunes. Luego están los “colectivos”, en múltiples y variopintas modalidades. El siguiente segmento es el Pranato, delincuencia común al servicio del régimen madurista. Y por último, se han sumado los “garimpeiros” brasileños, estos andan, aún, “rueda libre”, no han entrado al círculo rojo de Maduro.

Un elemento a considerar es el “Cartel de los Soles”, constituido por la élite militar narcotraficante, vinculado al extractivismo en una asociación estratégica para redondear la corporación criminal, usando como instrumento la empresa militar para la actividad minera y petrolera, CAMIMPEG. Herramienta usada para comprometer y asociar la complicidad de los oficiales al saqueo garantizando su “lealtad” a la cúpula chavista.

Otra pieza clave para comprender la magnitud criminal del Arco Minero, es su entramado financiero, cuyo principal exponente es Álex Saab (hoy preso en Cabo Verde). Este es el arquitecto de múltiples formas de saqueo. De hecho, es quien opera MINERVEN la única concesión minera legal de oro en nuestro país. Es a través de ella que se triangula la compra, la venta y el contrabando. Por supuesto, el extractivismo es solo parte del negocio. Pero no es el único en el que este delincuente se pavonea.

El extractivismo no deja cabo suelto y, para ello, hace hábil uso de la cultura rentista de la élite política venezolana de todos los signos, cual droga alucinógena, su paradigma crea dependencia; tanto, que hay quienes en la “oposición” andan hablando de “mineria ecológica” diciendo cosas como “el Arco Minero no es mala idea, solo que ha sido mal instrumentada” y promueven incluso una “ley de mineria moderna”. Todo bajo el discreto encanto de la “Leyenda de El Dorado, versión Siglo XXI”.

A la fecha de hoy los estados Amazonas, Bolívar y el Delta Amacuro, equivalente al 50% del territorio nacional, son la genuina expresión de la barbarie del NarcoMadurismo. Para extraer oro, diamante, coltán, uranio y torio; no reparan en daños directos o indirectos al ambiente y sus habitantes. Destruyendo el espacio Amazónico que nos corresponde proteger, es decir un 7%, de ese pulmón continental. 10 de los 44 parques del país, 33 etnias indígenas de las 55 que pueblan la nación. Las cuencas hidrográficas y todos nuestro ríos más caudalosos y con ello afectando directamente la hidroeléctrica que suministra energía al 70 % de nuestro territorio como país. Además de sembrar daños colaterales de la malaria y otras endémicas enfermedades. Así como la inoculación de la violencia como métodos de control social, económico y político.

Para expandir toda esta organización criminal han usado a nuestros indígenas como instrumento utilitario. Los colonizan induciéndolos a la actividad minera. Luego los desplazan y, si se resisten, los masacran. Una recurrente táctica disuasiva es la “ideológica”, el maniqueísmo panfletario de dividir las cosas en izquierda y derecha, el bien y el mal, el socialismo versus el capitalismo, la lucha contra el Imperialismo de los EEUU, el rol de victimizarse, el uso de propaganda sistemática, el concepto de la minería ecológica, el plan de la patria para “salvar el planeta”. Hablar hasta la saciedad, repetidamente, como táctica discursiva, mientras ejecutan lo contrario, responsabilizando a terceros. Todos esos elementos conjugados en un venenoso cóctel político de alta facturación mundial.

Comprometen con costosísimo lobby a políticos y líderes mundiales, intelectuales y medios de comunicación, así como a incautos ciudadanos de escaso sentido común.

Por eso la Asamblea Nacional aprobó en Noviembre del 2018 por UNANIMIDAD la “Ley Orgánica de la Megareserva de Agua dulce y Biodiversidad del Orinoco y la Amazonía venezolana” como instrumento de reversión minera y extractivista. Es la antesala a la Venezuela Post rentista. Sería ingenuo pensar que una ley o un decreto acabe con una cultura de más de 500 años. Ese es el reto. Y para ello debemos tener alineados dos elementos: voluntad política de cambio y una estrategia adaptada a la coyuntura histórica que nos corresponde atender. Es indispensable conocer la naturaleza del mal si queremos revertirlo definitivamente. Y para lograrlo de modo exitoso debemos empoderar a los ciudadanos de razones; en eso más que el rol del Estado, hay que alentar primero a la sociedad civil. Para lograr el efecto deseado. Tal como solemos decir, si Rosa Park no se hubiese sentado en la silla prohibida del bus, Obama no se hubiese podido sentar en la silla oval de la Casa Blanca en Washigton.

*) Diputado de la Asamblea Nacional por el estado Bolívar

Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados