Caracas, 30 de agosto de 2019. Este viernes se pronunció el canciller de Nicolás Maduro, Jorge Arreaza, ante las acusaciones del presidente de Colombia, Iván Duque, quien afirmó que el régimen venezolano está vinculado con el anuncio de un grupo de exguerrilleros de la FARC, sobre el regreso de la lucha armada en el país vecino.  

“Venezuela rechaza la desfachatez de Iván Duque, al desplazar hacia terceros países y terceras personas su exclusiva responsabilidad en el planificado desmontaje del proceso de Paz y el incumplimiento de los compromisos asumidos”, sostuvo funcionario venezolano, mientra leía el comunicado emitido por la administración de Maduro.

Vale recordar, el pasado 29 de julio, mientras se desarrollaba el Foro de Sao Paulo en Caracas, Nicolás Maduro dijo públicamente que “Iván Márquez y Jesús Santrich son bienvenidos a Venezuela (…) cuando quieran venir, son los dos líderes de paz, y Timochenko y Catatumbo y las FARC es bienvenida a Venezuela cuando quiera venir porque son líderes de paz», ratificó.

A continuación, el comunicado íntegro de la cancillería de Maduro:

“ Venezuela sigue con preocupación la inminente reactivación del conflicto armado entre el gobierno de Colombia y un grupo de las FARC

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela sigue con profunda preocupación los recientes hechos suscitados en la República de Colombia que evidencian la inminente reactivación del conflicto armado entre el gobierno de ese país y un grupo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), dando así al traste con el proceso de paz de La Habana, en el que tantos esfuerzos y tantas esperanzas depositaron la sociedad colombiana y la comunidad internacional.

Son públicas y notorias las calculadas y arbitrarias decisiones tomadas por Iván Duque que derivaron en inconcebibles maniobras institucionales que, lejos de generar confianza y seguridad jurídica en el Acuerdo de Paz, motivaron la negación de las garantías necesarias convenidas, burlando abiertamente los compromisos adquiridos y amparando distintas modalidades de violación sistemática de derechos humanos, incluyendo centenares de asesinatos selectivos de ex combatientes y líderes sociales.

Sobre el particular, resulta insólito que Iván Duque, con absoluta desfachatez, en un acto deleznable, pretenda desplazar hacia terceros países y terceras personas, su exclusiva responsabilidad en el planificado desmontaje del proceso de paz y el incumplimiento de los compromisos asumidos y firmados por el Estado colombiano ante el mundo y su pueblo. Necesario es acotar que esta actitud, no sólo pone en riesgo la normalización de la vida pública en Colombia, sino que amenaza la paz y seguridad regionales en América del Sur.

El Gobierno Bolivariano de Venezuela exhorta a los actores que protagonizaron los acuerdos de paz a agotar todos los esfuerzos por evitar más sufrimiento de la población civil. En ese sentido, Venezuela está en consultas con el resto de los países acompañantes y garantes del proceso de paz para trazar estrategias inmediatas que permitan el restablecimiento de los contactos entre las partes.

La República Bolivariana de Venezuela estará siempre al servicio del pueblo de Colombia para cooperar en el inmenso desafío de generar las condiciones que permitan alcanzar la paz real y duradera que la sociedad colombiana tanto merece y anhela, tras décadas de derramamiento de sangre, violencia y dolor.

Caracas, 30 de agosto de 2019”.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram