Caracas, 12 de septiembre de 2019. Este jueves, el canciller del régimen de Nicolás Maduro, Jorge Arreaza, participó en la 42° Periodo de Sesiones del CDH de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), donde pidió revisar si miembros del Consejo de Derechos Humanos pueden ser cómplices de estas medidas coercitivas unilaterales.

El canciller del régimen aseguró que, “no debería haber miembros que impongan o faciliten la aplicación de medidas secundarias, ni tampoco gobiernos que no condenen o no se atrevan a condenar estas medidas. Porque entonces no estarían violando derechos humanos en sus territorios, pero estarían facilitando, promoviendo o violando derechos humanos en territorios de terceros países”.

Cada vez que se imponen medidas coercitivas unilaterales se generan impactos negativos en el disfrute de los DDHH, en especial sobre las poblaciones más vulnerables; generan sufrimiento y matan seres humanos en los países que son aplicadas”, agregó Arreaza.

El vocero de Nicolás Maduro afirmó que “estas acciones unilaterales han congelado activos y empresas del Estado venezolano como Citgo en Estados Unidos, valorada en 12 mil millones de dólares con los cuales se pueden comprar alimentos y medicinas por 5 años para el pueblo venezolano”.

Con la misma retórica de guerras imperialistas, agregó que “a pesar de las sanciones el presidente de la República, Nicolás Maduro, ha impulsado un Plan de Atención a las Víctimas de la Guerra Económica para atender caso por caso, uno a uno a las personas afectadas”.

Contrario a lo que refleja la actualización del informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Arreaza dijo que, “en paralelo se ha trabajado con diversas agencias de la ONU presentes en nuestro país para implementar un plan que atienda la emergencia producida por estas medidas coercitivas”.

El canciller de Maduro aseguró que, “nada de lo que haga EE.UU. nos hará ceder en nuestra intención de defender nuestra soberanía”.

Asimismo, expresó que desde el Movimiento de Países No Alineados, se promoverá en las Naciones Unidas una declaración, “donde se prohíba la violación de la carta de este organismo a través de medidas coercitivas unilateral».

Con información de VTV

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram