Caracas, 12 de abril de 2018/.– Para Wadner Maignan, haitiano y mediador intercultural en el Servicio Jesuita de Inmigrantes en Chile, fundación dedicada a amparar a inmigrantes de su país: “Chile no está acostumbrado a los inmigrantes negros. Las personas se preguntan por qué tantos haitianos, creen que vamos a cambiar el país. Y nadie se pregunta si ese cambio podría ser para bien”.

Dicha actitud ha crecido en la misma medida que la inmigración afrocaribeña al país austral, sentimiento discriminatorio, que es denunciado por expertos de la comunidad haitiana, y que se refleja en el nuevo proyecto de migración y medidas de carácter administrativas que presentó el recién electo presidente Sebastián Piñera, asegura  Maignan

Al día de hoy Chile permite el ingreso de haitianos con una visa de turista, con la cual al poco tiempo pueden optar a una de residencia temporal, de trabajo o de estudiante.

Piñera no ha perdido tiempo y manifestó que desde el 16 de abril, todo haitiano debe tramitar una visa de turista vigente por 30 días ante el consulado chileno en Haití, cuya intensión no fuese residenciarse, realizar actividades comerciales e inmigrar, para ello deberán solicitar una visa especial, explica.

            ¿Venezolanos privilegiados?

El presidente Piñera índico hace dos días el establecimiento de una Visa de Responsabilidad Democrática para los venezolanos que la soliciten en el consulado de Chile en Caracas, la misma tendrá una vigencia de 1 año renovable a 2.

Tal consideración es debida a la acogida humanitaria o especial que Venezuela les brindó a los chilenos cuando el General Augusto Pinochet derrocó al presidente Salvador Allende en 1973. Se estima que para ese entonces la cantidad de chilenos en Venezuela creció de 3.000 en 1971 a 24.000 en 1980.

Piñera señaló que la reforma migratoria busca normalizar y reglamentar la cantidad de inmigrantes cada vez mayor a su país y evitar la estadía de ilegales, que los mismos sean abusados por las mafias de trata de personas, de este modo le ha salido al paso a las críticas que dicen que ese trato especial a los haitianos solo aumentará la migración ilegal en el país.

Haití, trato descriminatorio

Para la  PDI (Policía de Investigaciones de Chile) “…los migrantes que entraron al país suramericano como turistas y luego solicitaron otro tipo de visa creció en 26.858 personas entre los haitianos (de 8.419 a 35.277) y en 21.250 personas entre los venezolanos (de 9.501 a 30.751) entre los años 2015 y 2016… la cifra de inmigrantes haitianos experimentó un aumento explosivo durante el año 2017, llegando a 100.000”.

Reseña BBC Mundo.

Lea también: ¿Qué hacer para optar a la visa chilena de responsabilidad democrática?