Inicio Opinión [Pescao Salao] Asesinatos de Jhonny Yánez Rangel y sus vínculos con Antonini Wilson / Salario mínimo de 20 dólares. Por Javier Vivas Santana

[Pescao Salao] Asesinatos de Jhonny Yánez Rangel y sus vínculos con Antonini Wilson / Salario mínimo de 20 dólares. Por Javier Vivas Santana

Por Javier Vivas Santana
pescaosalao-El Bolívar

Caracas, 28 de septiembre de 2019

Por Javier Vivas Santana

@jvivassantana

Pescao salao… El asesinato de quien fuera ex –gobernador de Cojedes entre los años 2000 y 2008 en el estado Cojedes, Jhonny Yánez Rangel, asociado previamente con una supuesta detención por estafa que éste habría cometido en contra de varios empresarios (2018), pareciera una fachada para disimular el cómo las grandes mafias del régimen liquidan a quienes consideran son estorbos, lo cual termina por convertir a la organización madurista en similar a las redes del narcotráfico en relación con sus castigos de insubordinación y no acatar o cumplir “normas” o mandatos hacia sus jefes, es decir, quien entra a tal red de delincuentes no sale vivo, sólo sale muerto, y eso explicaría las razones en que parte de sus integrantes aún están allí, y los que logran escapar a costa de sus vidas, inmediatamente son tildados de traidores o vendidos al imperio, como por ejemplo, el ex – jefe de la policía política, Manuel Ricardo Cristopher Figuera.

El madurismo ha liquidado por completo la institucionalidad de lo que una vez fue el Estado, al punto que servicios esenciales como agua, electricidad, gas y transporte, aunados con la quiebra de la salud y la educación, y la completa destrucción del salario y pensiones en todos los órdenes de la administración pública, revelan que el madurismo es una satánica orgía política, cuyos reductos son la bazofia y el averno en todas sus decisiones por controlar el poder y someter a la población en términos de neoesclavitud y sumisión humana.

Ante ello, no es casualidad que personalidades como Jorge Giordani, Héctor Navarro, Rodrigo Cabezas, Ana Elisa Osorio, o militares como Clíver Álcala Cordones se hayan apartado del neototalitarismo construido por Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y sus panegíricos civiles y de un generalato, cuya corrupción y delincuencia ha permeado todos los estamentos éticos y morales del país.

En efecto, el asesinato de Jhonny Yánez Rangel en Charallave, estado Miranda, se asemeja mucho al ejecutado contra el capitán Jesús Aguilarte y quien también fuera gobernador de Apure, entre 2004 y 2011 – el cual renunció de manera extraña en su segundo mandato alegando motivos de “salud” – para morir acribillado un año después de su salida del poder regional de esa entidad llanera en un restaurante de comida rápida en la ciudad de Maracay. En ambos asesinatos por sus características y ubicaciones geográficas, todo apunta que la banda criminal denominada como el “Tren de Aragua” estaría implicada en estos hechos¹, y lo curioso es que sobre tales ejecuciones, Diosdado Cabello o Tareck El Aissami – por citar dos referentes – con la afasia y ser miembros de la cúpula madurista, omiten o revelan que poco les importaba la vida de sus “compatriotas revolucionarios”.

De hecho, llama la atención que dos figuras militares que acompañaron a Chávez el 4 de Febrero de 1992 fueron sacados del juego político y posteriormente desaparecidos físicamente, y salvo algunas individualidades como el exministro y también exgobernador, Rafael Isea, – y desde mi perspectiva injustamente acusado a pesar de evidencias a su favor –  condenaron en su momento el asesinato de  Jesús Aguilarte; y en contraste tenemos que la realidad demuestra que ninguno en la cúpula madurista ha mencionado a Jhonny Yánez Rangel para cuando menos hablar de sus acciones al lado de Hugo Chávez. No obstante, a pesar de estas marcadas diferencias, algunos insisten en preguntarnos los argumentos en definir a este neototalitarismo como madurismo, aunque todo apunta en que la gran mayoría de figuras que estuvo acompañando al líder fallecido de la revolución bolivariana en 2013, simplemente abandonaron a quienes ahora usurpan el poder en Miraflores.

En consecuencia, para tratar de descifrar las causas del asesinato de Jhonny Yánez Rangel deberíamos remitirnos hasta el inexistente testimonio de María Lourdes Urbaneja quien hace poco era la embajadora de Venezuela en México, y que curiosamente la noticia por la cual fue citada por el gobierno de ese país, sigue publicada en la página diplomática oficial², a pesar que desde finales de 2018 gobierna Andrés Manuel López Obrador.

En tal sentido, María Lourdes Urbaneja quien también fue embajadora de Venezuela en Uruguay (2004 – 2006) y fue la responsable en informar que daríamos en su momento petróleo a esa nación en créditos “blandos”³ – como eufemísticamente llaman a lo regalado – deja en evidencia que las primeras negociaciones con esa nación sureña datan en la firma para la construcción de las llamadas “petrocasas” con una empresa de nombre, Umissa (Unión Metalúrgica Industrial del Sur Sociedad Anónima), que también fue denunciada por abusos en contra de sus trabajadores, y cuyos afectados señalaron que hubo una triangulación desde Honduras que  nunca fue desmentida por los acusados.

Es más son de tal magnitud las denuncias en contra de Umissa, que documentos firmados por el entonces presidente Hugo Chávez, e imágenes en las cuales aparecen Jhonny Yánez Rangel como enviado por el gobierno – incluso éste dirigiendo la reunión desde la parte central de una mesa –  junto con Maria Lourdes Urbaneja en sus tiempos de embajadora de Uruguay, ambos al lado de Antonini Wilson – quien fuera en 2007 detenido con la famosa maleta contentiva de 800 mil dólares en Argentina – y Alejandro Lagrenade presidente de Umissa, revelan que mucha de la actual conducta del gobierno uruguayo de Tabaré Vásquez podría estar asociada con las denominadas “petrocasas”, y en donde el congreso y la justicia de ese país tienen una ineludible responsabilidad. En tal contexto, María Lourdes Urbaneja también le debe a Venezuela una aclaratoria sobre su presencia en esa reunión y sus vínculos con Antonini Wilson y Alejandro Lagrenade, y por supuesto, confirmar o desmentir la presencia de Jhonny Yánez Rangel como vocero oficial en esa reunión.

Esas incuestionables imágenes también nos señalan que tal corrupción fue extendida hasta las prometidas casas iraníes de similares características que tampoco se construyeron en Venezuela, y en donde el exgobernador asesinado al parecer era integrante de ese mecanismo porque supuestamente en Cojedes se instalaría una de esas fábricas que nunca se construyó, y en donde seguramente Yánez Rangel tenía mucho por decir ante la opinión pública. Y nos preguntamos ¿No parece extraña esa “detención” de Jhonny Yánez Rangel? Y si lo estaba ¿Cómo es que estaba en “libertad” y fue “secuestrado” y finalmente asesinado?  ¿Está el asesinato de Jhonny Yánez Rangel vinculado con el asesinato de Jesús Aguilarte, quien curiosamente fue denunciado antes de su “renuncia” como gobernador de Apure por no concluir las llamadas “petrocasas”⁶?

Igualmente, nos preguntamos ¿Tiene algo que ver el dinero que fue incautado a Antonini Wilson con una maleta de 800 mil dólares en Argentina en 2007, máxime si la reunión en donde aparece con Jhonny Yánez Rangel, María Lourdes Urbaneja y Alejandro Lagrenade (Umissa) fue antes de ese hecho? ¿Qué sabían Jhonny Yánez Rangel y Jesús Aguilarte ambos con proyectos de “petrocasas” en los estados que gobernaron que terminaron asesinados? 

Ante lo mencionado, sería interesante que si están hablando de diálogo, estos supuestos hechos de corrupción que han derivado en asesinatos que no dudo en llamarlos de naturaleza política, sean investigados por comisiones de Uruguay y Honduras, y por supuesto, con la Asamblea Nacional de Venezuela, más aun aprovechando las recientes declaraciones del presidente de la nación centroamericana⁷.

Apenas estamos destapando la olla, y lo que resulta incuestionable es que otros(as) no quieren quemarse con el contenido que probablemente estaba en las bocas de los ex – gobernadores asesinados. Las espinas están servidas en la mesa…

Espinitas

  • Madurismo estudia llevar el salario mínimo hasta el equivalente en 20 dólares. 10 dólares en Octubre y 10 adicionales a partir de noviembre evitando con ello pagar más dinero en aguinaldos, o lo que es lo mismo, evitar generar más dinero inorgánico. Lamentable situación de los trabajadores. Sin duda, que estas serán las navidades más tristes para millones de venezolanos.

Pescao Salao el sabor del mar en las palabras…  

***

¹  https://twitter.com/jvivassantana/status/1177954839566979072

² https://www.gob.mx/sre/prensa/mexico-cita-a-embajadora-de-venezuela-maria-urbaneja

³ http://www.cncs.com.uy/venezuela-dara-petroleo-a-uruguay-por-medio-de-creditos-blandos-y-productos/

https://twitter.com/jvivassantana/status/1177966666346586119

https://www.reportero24.com/2013/09/01/corrupcion-se-diluyen-las-casas-iranies/

http://www.notiactual.com/renuncio-el-gobernador-de-apure/https://www.elnacional.com/mundo/presidente-honduras-dialogo-venezuela-esta-funcionando_204486/

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

Deje un comentario