Caracas 27 de febrero de 2019. Fernando Alvarado Salinas, conocido en Ecuador como el “Zar de la Propaganda” del presidente Rafael Correa, se quitó el dispositivo de vigilancia electrónica (que le puso la justicia de su país) y huyó ¿Destino a dónde? Venezuela. Desde el 16 de diciembre, ocupa la habitación 1621 del hotel Meliá Caracas, presuntamente como “huésped” de la cancillería venezolana.

Los consumos -375 mil bolívares diarios solamente por habitación para el y su acompañante- su ex esposa Betty Echeverría-, más los gastos por comida, personal de custodia, automóvil y chófer, presuntamente están siendo pagados por el Ministerio de Relaciones de Exteriores. Solamente bajo el concepto de habitación, Alvarado le ha costado al Gobierno la cifra de 24.500.000 bolívares.

El prófugo de la justicia, que además, tiene alerta azul en Interpol, difundió un vídeo en YouTube, en el que aseguraba que estaba “asilado” en un país amigo. El audiovisual fue grabado, en una de las llamadas “habitaciones reales” del hotel Meliá, como se desprende de los techos que se observan en el vídeo.

Serían 11 los cargos que pesan en contra de Alvarado. Todos asociados a corrupción. Incluso, fue reconocido en su país como el hombre que incautó medios privados a favor del Gobierno en Ecuador.

La Fiscalía de Ecuador, que le dictó prohibición de salida del país, lo acusó también de peculado. En la audiencia de formulación de cargos, la Fiscal General Ruth Palacios, demostró que entre los años 2013 y 2017, la Secretaría de Comunicación, dirigida por Alvarado, firmó contratos que habrían perjudicado al Estado.

Concretamente, en junio de 2018, un informe de la Contraloría ecuatoriana reveló indicios de responsabilidad penal en contra de Alvarado. Según esto, se encontraron irregularidades en contratos relacionados con los programas de radio y TV que conducía Rafael Correa (una imitación del Aló Presidente de Hugo Chavez). Así como en el monitoreo de los medios no alineados al Gobierno.

Según el portal ecuatoriano, El Enfoque, Fernando Alvarado fue legalmente responsable de todo lo que ocurriera en los medios de comunicación que el Gobierno de Correa, incautó a la empresa privada. Gamavisión y TC Televisión entre ellos.

“Según informes de Contraloría, bajo la gestión de Alvarado se cometieron irregularidades que provocaron la quiebra de Gamavisión y la crisis financiera por la que atraviesa TC Televisión. Contraloría halló que Gamavisión firmó contratos millonarios con las empresas de la familia Alvarado que produjeron perjuicios al canal y que lo volvieron inviable financieramente. Se firmaron consultorías con amigos de Fernando Alvarado que nunca fueron hechos. En el caso de TC Televisión, se encontró que ese canal pagaba gastos de Fernando Alvarado, incluyendo compras en supermercados, carros, guardaespaldas y pasajes de avión al extranjero”.

Nota original de El Cooperante

Foto El Universo

Lea también en PuntodeCorte

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en 
TwitterFacebook Instagram