Caracas 04 de marzo de 2019. Las sanciones de Estados Unidos al régimen de Nicolás Maduro afectan el sistema financiero de Florida. Al punto que, los bancos prefieren revisar minuciosamente las transacciones bancarias con Venezuela, a fin de evitar fuertes multas.

El presidente y director general de la FIBA Asociación de Banqueros Internacionales de la Florida (FIBA), David Schwartz, dijo el jueves al Nuevo Herald, que las revisiones minuciosas se están convirtiendo en una carga importante para las entidades financieras.

Tal como explicó, Schwartz, un banco puede recibir una multa de hasta $ 1 millón, por cada transacción que se considera un delito penal. Mientras que el monto será el doble de la operación, si se clasifica como un delito civil.

“[Las sanciones] han afectado mucho a [los bancos], en términos de analizar las operaciones, porque hay una multitud de transacciones que se realizan entre los bancos en Miami y Venezuela, ya sean transacciones de empresas a empresas o ciudadanos que todavía tienen familia allí y envían el dinero de ellos “, dijo.

El tema de las transacciones con Venezuela será uno de los principales en la XIX Conferencia de Cumplimiento contra el Lavado de Dinero de la FIBA, que se realizará del 11 al 13 de marzo en Miami. Se espera que asistan más de 1,200 banqueros de los Estados Unidos, América Latina, Europa y Asia.

La OFAC (Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos), impuso sanciones a varios funcionarios del régimen madurista. También, emitió sanciones individuales a algunos empresarios, que enfrentan acusaciones de lavado de dinero, tráfico de drogas, corrupción o violaciones de Derechos Humanos.

El castigo también se extendió a compañías, por ejemplo la petrolera estatal Psdvsa (Petróleos de Venezuela). Cuyos activos fueron congelados, incluyendo , los pagos recibidos por el régimen de Maduro por las transacciones de crudo venezolano vendidas a refinerías de Estados Unidos.

Según las autoridades de USA, las sanciones bloquearían el acceso a, aproximadamente, 7 mil millones de dólares en activos de PDVSA. Y alrededor de $ 11 mil millones en ventas.

Violar las sanciones norteamericanas, incluso involuntariamente, resultaría en multas severas para cualquier banco.

“Existe el temor de no cumplir y no es que lo vayan a hacer a propósito, puede suceder por casualidad, se están realizando tantas transacciones que es posible fallar”, reconoció Schwartz.

También alertó sobre la complejidad de las sanciones que las instituciones financieras, deben analizar cada transacción bancaria a fondo. El sistema de monitoreo advierte, con alertas rojas, cuando se trata de una operación con Venezuela.

Con información de Banca y Negocios

Foto referencial

Lea también en PuntodeCorte