Caracas 28 de noviembre de 2018. El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo este miércoles que no indultará a presos en su gobierno, en medio de críticas por posibles favorecimientos a condenados por corrupción y denuncias por malos tratos a prisioneros comunes.

Un indulto presidencial concedido por la Navidad por el gobernante Michel Temer en 2017, generó polémica al considerarse que podría haber favorecido a condenados por corrupción, según la propia Fiscalía General. Temer otorgó el beneficio a quienes hubieran cumplido un quinto de la pena en caso de crímenes sin violencia o amenaza grave.

Las autoridades ahora evalúan las condiciones del nuevo decreto que daría Temer en diciembre de 2018, al final de su mandato, y que se prevé sea más riguroso que en navidades anteriores.

«Atacar fuertemente el tema de la violencia y criminalidad fue uno de nuestros principales compromisos de campaña. Les garantizo que si hay indulto para criminales este año, ciertamente será el último«, tuiteó el ultraderechista Bolsonaro.

El indulto es una atribución presidencial prevista en la Constitución de Brasil que se aplica siguiendo condiciones puntuales como buen comportamiento y cumplimiento de parte de la pena o temas de salud. No son contemplados personas que cometieron crímenes graves o violentos.

Lea también: CERCA DE 900 PERSONAS HAN SIDO ATENDIDOS EN BUQUE HOSPITAL DE EE.UU. EN COLOMBIA

Con información de AFP


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorte, Facebook e Instagram