Inicio NoticiasEconómicas Luis Britto García: protejamos a los ciudadanos contra la ley para inversiones extranjeras

Luis Britto García: protejamos a los ciudadanos contra la ley para inversiones extranjeras

Por Heiber Barreto Sánchez
119 Lecturas
Nicolás Maduro entrega 8 proyectos de leyes a la ANC. Misiones sociales

Luis Britto García alertó este lunes 18 de septiembre, sobre las implicaciones desfavorables que tendría para Venezuela una Ley de Promoción y Protección de Inversiones, en alusión al proyecto consignado por el presidente Nicolás Maduro a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), como parte de 8 propuestas legislativas en materia económica, enunciadas durante su comparecencia a la sesión especial del jueves 7 de este mes.

Durante su participación en el espacio Sin Duda, conducido por Mary Pili Hernández en Unión Radio, Britto García profundizó y amplió los cuestionamientos expuestos en su último artículo dominical Ley de promoción y protección de inversiones.

Punto de Corte tomó los extractos más importantes de la entrevista, directamente del audio de ese programa radial.

Britto García comenzó afirmando que “las leyes que llevan ese nombre” de promoción y protección de las inversiones extranjeras, siempre “vienen con un patrón que incluye (…) normas de ventajas abusivas para el inversionista extranjero y para el ciudadano extranjero con relación a nuestro país”. Ese tipo de leyes o proyectos de ley, “usualmente proponen una serie de ideas que son muy desfavorables para nuestros países. De hecho tuvimos aquí un proyecto de Ley de promoción y protección de inversiones que entró en vigencia, luego quedó derogada, y diversos tratados también sobre la materia”.

“Esas leyes son textos legales impuestos por presión diplomática de los países desarrollados a los países en vías de desarrollo. Pueden también recibir la forma de Tratados internacionales (…) Los lobbies que imponen este tipo de cosas tienen tal poder que en la actual Constitución de 1999, impusieron una norma en ese sentido”.

Enfatizó en que existe “un riesgo bastante grande” de que la actual ANC apruebe una Ley de inversiones extranjeras que vaya en contra de los intereses de Venezuela. Eso ya ocurrió en la Constituyente de 1999.

“Una Asamblea Nacional Constituyente, con “una inmensa y total mayoría de constituyentistas que se decían bolivarianos’, introdujo en la actual Constitución vigente, una norma que compendia el contenido de estos tratados”. 

“El articulo 301 de la Constitución establece: ‘la inversión extranjera estará sujeta a las mismas condiciones que la inversión nacional’. Ese artículo entró en la Constitución de 1999. Yo digo que eso es el ALCA en 13 palabras, y en ninguna de las reformas constitucionales que se plantearon estaba previsto reformarlo, a pesar de que Hugo Chávez Frías, en las sugerencias a la Asamblea Constituyente, dijo que nada debía interferir con el derecho de Venezuela a proteger sus propias industrias. Ya lo tenemos, sucedió una vez. Allí está. Está en la Constitución vigente. Entonces qué impide, si en esa Constitución en la cual no había ni siquiera 10 constituyentistas opositores, alzaron la mano los restantes a favor de un artículo de esta índole, qué impediría que lo volvieran a hacer”.

Britto García explicó seis de los peligros que reviste una Ley de promoción y protección de inversiones extranjeras, para la soberanía nacional. 

“¿Cuál es el contenido de esas leyes por las cuales yo me inquieto tanto? Primero, establecen que la inversión extranjera tendrá las mismas condiciones que la inversión nacional (…) Ahora ¿qué significa ésto? que a Venezuela le sería imposible proteger sus industrias nacionales (…) porque si Venezuela (…) le da ciertas facilidades crediticias a las industrias nacionales, se las tiene que dar también a las industrias extranjeras. Toda medida proteccionista que se adopte, debe también también adoptarse con relación a las inversiones extranjeras. Ese es el primer aspecto inquietante”.

En segundo lugar indicó, que una Ley de este tipo obligaría a Venezuela a brindarle el mismo tratamiento a todas las inversiones extranjeras, sin poder favorecer aquellas de mayor interés para el país.

“Si en una ley o tratado se acuerda un trato preferencial a una nación, por ejemplo a México, automáticamente eso vale para todos los demás países extranjeros. Es un efecto problemático, porque podría ser interesante para Venezuela tener relaciones más fáciles, más protegidas con determinados países pero no con todos. Si le da una ventaja a un país automáticamente la gozan los demás”.

El tercer aspecto que “inquieta” a Luis Britto García, es que estas leyes deben “garantizar a los inversionistas extranjeros inmunidad contra nuevas leyes que afecten sus intereses, tales como aumentos de impuestos o nuevas regulaciones. Esto lo llaman contratos de estabilidad financiera“.

En cuarto lugar, la obligación de los gobiernos “a indemnizar a los inversionistas extranjeros por cualquier evento que disminuya sus ganancias. Si se restringe por ejemplo, la explotación de tal recurso”, el Estado debe indemnizar al inversionista por lo que él estimaba iba obtener como ganancia en la explotación de ese recurso.

Un quinto aspecto es la prohibición de implementar “políticas de comparas nacionales, de protección a productores vernáculos e incentivo a la exportación o exigencia de uso de insumos del país”. Si el Estado establece que se debe emplear “mano de obra nacional”, el inversionista extranjero quedaría exento.

La sexta desventaja, es el sometimiento de los gobiernos a los juicios y dictámenes de “tribunales extranjeros como el CIADI y el Tribunal Internacional para el Arreglo de las Diferencias sobre Inversiones. Son tribunales que fallan a favor de las trasnacionales. En 335 litigios, el CIADI le había dado la razón en 330 a las trasnacionales y 5 veces nada más a los Estados”.

En estos tratados y leyes de promoción y protección de inversiones extranjeras, “las empresas tienen el derecho de retirar, tanto sus capitales como las sumas que le debe ser pagadas, en moneda convertible (…) nuestra moneda nacional no serviría para cancelar obligaciones a esos flamantes inversionistas”.

En la última parte de la entrevista, Luis Britto García rebatió el socorrido argumento de que sin una ley de este tipo “entonces no van a venir las inversiones extranjeras”. Dijo:

“Las inversiones no llegan a Venezuela por lástima, o porque nosotros estemos mendigando, o porque decimos hay que ser buenos con ellas. No, las inversiones vienen a Venezuela porque tenemos la quinta parte de los hidrocarburos en el mundo. Tenemos oro, para establecer un nuevo sistema monetario. Tenemos hierro, tenemos aluminio, tenemos coltán, uranio. Tenemos la quinta parte en recursos hídricos del planeta, por no hablar de la biodiversidad. Hay poderosos intereses para el que quiera establecerse aquí, y nosotros tenemos el derecho de someterlo a nuestras leyes nacionales y a nuestros tribunales”.

Artículos Relacionados

1 comentario

Marypili Hernández: "En lo económico se han cometido graves errores" 08/04/2018 - 11:28

[…] Lea también: Luis Britto García: Protejamos a los ciudadanos de la Ley para Inversiones Extranjeras […]

Los comentarios están cerrados