Inicio NoticiasInternacionales Cae el círculo de confianza de Temer por corrupción según la Fiscalía

Cae el círculo de confianza de Temer por corrupción según la Fiscalía

Por Karen Quintero

Brasilia, 29 de marzo de 2018/.- Uno de los presidentes con mayor impopularidad en la región es sin duda, Michel Temer. Esta vez, las investigaciones adelantadas por la Fiscalía General y por el Tribunal Supremo de Justicia de ese país, indican claramente la vinculación de su círculo personal más cercano con negocios, corrupción y sobornos con dineros del estado.

La investigación llevada adelante por los periodistas Alfonso Benites y Xosé Hermida para el diario El País de España, se reseña el contexto y los detalles de las acusaciones que pesan sobre el círculo de confianza de Temer, quien al momento, aspiraba a seguir desarrollando su carrera política.

Su impopularidad bate marcas desconocidas no solo en Brasil sino probablemente en el mundo entero, con índices de aprobación por debajo del 5%. Pero aun así Michel Temer anunció hace unos días que pretendía optar a la reelección en las elecciones presidenciales del próximo octubre. Si el plan ya era complicado, puede frustrarse definitivamente después de que una nueva operación anticorrupción haya salpicado de lleno al presidente brasileño.

Con todo el país pendiente del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que el próximo miércoles sabrá si el Tribunal Supremo aplaza o no su entrada en prisión, Brasil sufrió este jueves un nuevo sobresalto judicial de gran repercusión política. La Policía Federal, respondiendo a un mandato de la Fiscalía General de la República y de un juez del Supremo, detuvo a dos personas de la máxima confianza de Temer, ambos amigos íntimos desde hace décadas y que ya venían siendo investigados como supuestos testaferros suyos (naranjas, en la jerga brasileña)

Uno de los detenidos es el abogado José Yunes, que ocupó destacados cargos en el partido de Temer, el Movimiento Democrático Brasileño (MDB), y fue asesor del presidente de la República, a quien conoce desde que ambos estudiaban Derecho. Yunes dimitió de su cargo en la Presidencia en 2016 después de que uno de los antiguos ejecutivos de la constructora Odebrecht le acusase de recibir 10 millones de reales (2,6 millones de dólares) en dinero negro para financiar una campaña electoral del MDB. El abogado tiene además sólidas relaciones comerciales con Temer. El presidente le compró a él la casa en la que fijó su residencia privada, en uno de los barrios más nobles de São Paulo. Y a su vez la familia de Yunes es la propietaria del edificio donde Temer tiene su despacho profesional.

Otro de los arrestados es un personaje menos conocido, pero que lleva también décadas a la sombra de Temer. El nombre del coronel del Ejército en la reserva João Batista Lima Filho ya había saltado al escenario público en los últimos meses al divulgarse las investigaciones que le colocaban como sospechoso de actuar de intermediario y testaferro del presidente. Es propietario de una empresa de ingeniería cuyos negocios prosperaron siempre en la órbita de los cargos públicos ocupados por Temer. Varios delatores ante la justicia le han implicado en la percepción de sobornos. Durante un registro en su casa, el año pasado, la policía encontró documentos que apuntaban a que el coronel Lima se encargó de pagar el coste de unas obras en casa de una de las hijas de Temer.

La redada de este jueves es consecuencia de una investigación abierta por el magistrado del Tribunal Supremo Luís Roberto Barroso para determinar si Temer favoreció, a cambio de sobornos, a una empresa con un decreto sobre la regulación de los trabajos en los puertos, aprobado el pasado año. El dueño de esa empresa, Rodimar, que actúa en Santos, la gran ciudad portuaria del litoral de São Paulo, es otro de los detenidos, al igual que el exministro de Agricultura Wagner Rossi, también muy ligado al presidente. Sobre este último, otro delator, el propietario del imperio cárnico JBS, Joesley Batista, ya contó en su día un episodio rocambolesco que implicaba al presidente. Batista asegura que estuvo pagando una mensualidad de 100.000 reales (26.000 dólares) a Rossi cuando este abandonó el ministerio, atendiendo una solicitud del propio Temer como compensación a la pérdida del cargo público.

Vea aquí el reportaje completo del diario El País.

Foto tomada de: Sputnikbrasil

 

 

 

Artículos Relacionados