Caracas, 21 de mayo de 2019. El Banco de Desarrollo para América Latina – CAF – le prestó al Ejecutivo de Nicolás Maduro, 500 millones de dólares para que Venezuela les pagara a la misma institución bancaria esa cantidad. Aunque suene confuso, esto se debe a que banco no quiere aparecer como “un socio moroso. No quiere le afecte el rating crediticio”.

Así lo explicó una fuente exclusiva del Al Navío, conocedora de estas operaciones. Explicó que “tener un socio moroso -como en este caso es Venezuela, con un pasivo de 3.300 millones de dólares que representa 14% de la deuda de la CAF- supone un problema para un banco de desarrollo como la CAF. Se le encarece el dinero, y se le encarece el crédito país”.

Actualmente, las calificaciones crediticias de la CAF se ubican entre una de las más altas de los emisores de deudas en América Latina, por lo que al banco – antiguamente conocido como Corporación Andina de Fomento -, le interesa mantenerse en esos niveles, para que no se “encarezcan las operaciones”. Esa es la razón por le prestó el dinero a Venezuela.

De acuerdo a la fuente, este tipo de operaciones de la CAF “está cometiendo una irregularidad”. Además, los préstamos de esta envergadura, deberían ser aprobados por la Asamblea Nacional de Venezuela, situación que no ha ocurrido.

“Tampoco ha ocurrido que el presidente de la entidad, Luis Carranza, aclare cuál es para la CAF el órgano legítimo en el país. Si la Asamblea Nacional, o la Asamblea Nacional Constituyente inventada por el régimen”.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram