Inicio Noticias Caracas, entre dólares y miseria. Por Robert Lobo

Caracas, entre dólares y miseria. Por Robert Lobo

Por Robert Lobo
835 Lecturas
Caracas dólares miseria

Caracas 03 de diciembre de 2019. Caminar por las calles de Caracas actualmente, es pasearse por una realidad de la que muchos aún son escépticos. Sobre todo para el denominado “migrante interno”, ese que viene de otro estado del país huyendo de la crisis generalizada que, dentro de lo que cabe, es menos dura en la capital de Venezuela.

La dolarización informal que se impuso en Venezuela ya es vista con beneplácito por el régimen venezolano, tanto así que hace poco vimos a Nicolás Maduro “dando gracias a Dios” por la existencia de este proceso. Esto, a pesar de renegar por años del “imperialismo gringo” y todo lo que deviniera de este, al que responsabilizan de todos los males que padecemos. Una real afrenta a su ideología “socialista”.

En Caracas ya cobra en dólares desde el buhonero, hasta las principales tiendas y supermercados. Es común ver a las personas con los llamados “verdes” cancelar cualquier servicio o producto, cuando menos, te cobran en bolívares pero fijado a la tasa del día del dólar negro.

Es tan irrelevante el valor de nuestra moneda local, que cuando se anunció el incremento del salario mínimo el pasado 14 de octubre, este no impactó de gran manera en el costo de los rubros. No así cuando el dólar se dispara. La realidad es que el comerciante y los empresarios tienen como referencia la moneda extranjera.

Ni hablar de la proliferación de bodegones que comercian solo productos importados y que obviamente cobran en dólares. Esto, a pesar de la peor crisis económica que enfrenta hoy Venezuela. Estos negocios son atribuidos jocosamente por el caraqueño de a pie, a los llamados “enchufados”, que no son más que personas que se benefician de uno u otro modo del régimen madurista. Y claro, como explicar que algún inversionista se atreva a invertir en un país con una economía inestable y donde no existe ningún tipo de garantía jurídica, ni respeto a la propiedad privada.

El dólar se ha apoderado de la economía luego de años de devaluaciones e hiperinflación que erosionaron el valor del bolívar a un nivel que oscila un poquito más que sin valor, y en medio de una escasez de billetes en moneda local. En lugar de hacer el trabajo para reunir un montón de billetes de bolívar lo suficientemente grandes y arrastrarlos en bolsas, es más práctico para los venezolanos llevar a cabo su comercio en billetes de dólar que ingresan al país como remesas o se recogen en casas de cambio en las fronteras de Colombia y Brasil, cita hoy un reciente artículo del medio especialista en economía, Bloomberg.

Los dólares físicos ahora representan más de la mitad de todas las transacciones minoristas, puesto que el monto en circulación ha aumentado hasta $ 2.7 mil millones, según datos de la firma de investigación Ecoanalítica con sede en Caracas. Eso es tres veces el valor de todos los bolívares de efectivo existentes en combinación con la cantidad de moneda local mantenida en cuentas corrientes y de ahorro, según muestran los datos. Agregan.

Ni tan sucursal del cielo

Caracas la que alguna vez fue llamada “la sucursal del cielo” es hoy un contraste de miseria y opulencia. Es común ver a niños y adultos en situación de calle hurgando entre la basura para buscar que comer. Además, del viacrucis que a diario viven los caraqueños tras la escasez de agua y las fallas en los servicios de gas doméstico, electricidad e internet.

Es cierto que los anaqueles ya están abastecidos, atrás quedaron las largas colas y el desabastecimiento que reinó por mucho tiempo y agudizó la crisis. ¿Pero cuántas familias pueden adquirir los rubros a los precios actuales? La respuesta es sencilla: pocas.

Al menos se consigue la comida. Uno resuelve“, es común oír decir a las personas. Sin duda, si algo ha tenido el venezolano es su capacidad de sobrevivir. Eso que lo lleva siempre a “rebuscarse” en diversas actividades extra laborales.

Lo cierto es que la llegada de la dolarización informal, al menos en Caracas, ha dejado una sensación de estabilidad económica. Pero no nos mintamos, la misma ha traído consigo una férrea desigualdad que ha dejado vulnerable a la gran mayoría.

Robert Lobo

Lea también en Punto de Corte:

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

1 comentario

Hausmann: "Se ha aumentado el precio del $ un millón de millones de veces" - Punto de Corte 04/12/2019 - 23:15

[…] Lea también en Punto de Corte: Caracas, entre dólares y miseria. Por Robert Lobo […]

Los comentarios están cerrados