Caracas, 24 de agosto de 2019. Han transcurrido cinco meses de la fatídica muerte de Ángela Aguirre -la adolescente de 16 años de edad que fue hallada flotando en el río Caroní, estado Bolívar y luego de su autopsia fue arrojado que habría sido violada sexualmente-. Este asesinato se convirtió en un monstruoso caso que parece no tener fin. Hoy su padre, Ángel Aguirre, hizo llegar a Punto de Corte unas palabras desgarradoras, que gritan: ¡Justicia!.

A continuación, las palabras íntegras del padre de Ángela Aguirre:

“El 23 de Agosto mi niña Ángela Aguirre cumplió cinco meses que aunque pasen y uno cuente los días, el dolor sigue allí, como ese fatídico día. Cada día sintiendo que me falta la mitad del corazón, un dolor que no cesa, no se quita ni se borra, no dejara de doler jamás. Es tan difícil aprender a vivir con ese dolor, con tu ausencia. Siempre te amare hija ¡Mi Angelito Lindo!”

“Aún estamos a la espera para ir a juicio. Un camino tortuoso desde el inicio con el mal proceder de una fiscal sin escrúpulos y corrompida por el dinero aprovechándose de su posición, conjuntamente con el fiscal nacional, queriendo ocultar la realidad de lo sucedido. Acordaron profanar y tal carnicero destajar el cuerpo de mi niña para borrar evidencias y salirse con la suya, dando libertad a los culpables y repartirse el botín, pero Dios no les permitió vil acción, así como también a los funcionarios del CICPC que se prestaron para encubrir un crimen y tratar fraternalmente a los imputados”.

“Hoy al Estado venezolano les pregunto ¿Por qué estos funcionarios públicos cometen un delito y no reciben ningún procedimiento penal?? Hoy mi familia continúa con el clamor por Justicia. Hace falta Ángela, le arrebataron su futuro, sus sueños, ya teníamos planes en septiembre de formalizar su inscripción en estudios superiores. Una vez más confió en el apoyo de las buenas personas de la colectividad para que nos continúen apoyando, para que el juicio inicie y se lleve a cabo en los lapsos que manda la Ley, que hagan la distribución correspondiente y que el nuevo tribunal de juicio continúe siendo garante y haciendo su trabajo con transparencia, bajo los parámetros legales”.

“Pido de corazón que no existan más retardo procesal mi familia necesita vivir el luto bajo respeto, ¡No más difamación! Mi niña no falleció en ningún accidente, mucho menos estaba enferma. Mi hija perdió la vida por la mano de siete crueles, vil e inhumanas personas que le arrebataron su dignidad, su futuro, su vida, siendo tan joven como muchos niños que son el futuro de este país, por eso exigimos ¡Justicia!”.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram