Inicio Noticias Positivas (+Vídeo) Una cita de tinta y dolor

(+Vídeo) Una cita de tinta y dolor

Cita de tinta y dolor

Caracas 5 de junio de 2019. Querido lector reciba una invitación a una cita de tinta y dolor, se ha preguntado ¿cómo es llevar arte en el cuerpo? El tatuaje es una práctica milenaria usada por civilizaciones antiguas que mediante rituales, plasmaban símbolos de fuerza, poder y magia. Otras, los usaban para relatar batallas o viajes.

El tatuaje también es una batalla entre el arte, para quien lo hace, y el dolor, para el que lo posee. En esta oportunidad, quien escribe y el entrevistado, resultaron victoriosos de ese encuentro. El epicentro de esta entrevista es el artista creador de esta pieza, una  guacamaya en mi antebrazo, Alexander Cardozo. Este  adulto joven de 32 años, es de los que cree en que las cosas pueden mejorar pronto, “si vencemos los miedos”.

Con su voluntad inquebrantable, Cardozo, mejora las pieles de quienes acuden a su servicio. Aunque tan solo tiene dos años tatuando, su gusto y talento por el dibujo (que siente desde pequeño) empieza a resaltar en sus trabajos. Tonos de grises y realismo, es el estilo que está desarrollando actualmente.

Producto de una gran amistad y un poco de suerte, Alex y yo coincidimos. Pese ser un joven tatuador,  demuestra excelentes habilidades con la máquina. Aunque sea difícil de creer, este es el testimonio vivo de que si es posible ganar en concursos por redes sociales.

Alex propuso uno y fue sencillo participar, seguir su cuenta Xander_Tattoo en Instagram, tomar capture del anuncio, etiquetar a cuatro amigos y tener la mayor interacción. Repito, luego de un poco de suerte ¡Gané!  Y en una semana decidí, lo que quería para el resto de mi vida.

Un buen sábado, Alexander se presentó relajado y a tiempo, para iniciar la sesión que sería de cuatro horas y media. El dolor durante las primeras tres, en escala del 1 al 10 era un 3. Nada mal, para ser las primeras 3.

Decidimos conversar mientras trabajaba, y con el vibrante sonido –Brrrzzz–  de su máquina me contó que se inició formalmente en este mundo de modificación corporal, luego de culminar sus capacitaciones para tatuar. Actualmente, quiere seguir perfeccionándose en tonos de grises. Pero no descarta, más adelante, crear piezas a color.

“… Tengo destino sí quisiera irme. Pero de momento, no pienso hacerlo… Estoy aplicando lo que he aprendido y mejorando todos los días”, declaró en exclusiva para Punto de Corte, Alex.

Cuesta creerlo pero es un tatuador sin tatuajes. Pero si pasión por este arte es tal que no concibe otra dedicación que no sea tatuar. Asegura que sí le dieran a escoger, volvería a elegir el tatuaje ¡Y claro que se quiere tatuar!

Después de 3 horas sometida a unos pocos voltios y de 1 hasta 7 agujas: ese 3, en la escala del dolor, fácilmente llegó a 7 (con el relleno), un sólido 10 (con el blanco) y un 12 cuando limpia con la servilleta.

-¿En qué se inspira?

“Lo mejor para tener un buen tatuaje, es tener una buena idea. Si bien hay tatuajes que son comunes, hay dos buenos principios: ninguna idea es inamovible y siempre es bueno tener la referencia más exacta. Una vez que el cliente o lienzo (como prefiere llamarlos) exprese su idea y ofrezca una referencial, hago un buen boceto para que quede perfecto”

-¿Cuál es su mayor ambición?

“Poner el nombre de Venezuela en alto. Representarnos como lo han hecho otros artistas en los que también me inspiro”.

-¿Por qué cree que la crisis pasará pronto?

Alexander analiza que los actores políticos actualmente “carecen de credibilidad”. Pero confía en que “llegará el punto en el que el pueblo, que sufre por hambre y mengua, se deshaga del miedo, pese la represión” y allí, si cree que la situación mejore.

Entrevista realizada por María Alejandra López

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados