Inicio Informes ¿Cómo garantizar el bienestar emocional durante la pandemia?

¿Cómo garantizar el bienestar emocional durante la pandemia?

Por Barbara Cordova
el bienestar emocional de niños durante la pandemia -

Caracas, 26 de noviembre de 2020. La Unicef compartió una información en su página web sobre cómo garantizar el bienestar emocional de los niños durante la pandemia, debido a que los sectores de educación y protección de la niñez se complementan, pues cada uno de ellos contribuye de manera significativa al desarrollo saludable de niñas, niños y adolescentes y a su bienestar en el corto y largo plazo, explica.

La Unicef, recomienda: Capacitar a los maestros sobre las señales de alarma para poder identificar niños, niñas y adolescentes que puedan tener necesidades específicas de protección.

Apoyo de los mayores

Los adultos importantes en la vida de los niños suelen ser sus referentes emocionales, por lo que la respuesta de los maestros y los cuidadores a la crisis es muy importante.

Además, la Unicef señala que es importante que los cuidadores gestionen bien sus propias emociones, permanezcan serenos, escuchen las inquietudes de los niños y las niñas, les hablen y tranquilicen con amabilidad, al tiempo que establecen un entorno sensible y afectuoso para el niño o la niña.

Ya sea en la escuela o en el hogar, los cuidadores pueden ayudar a que niñas y niños pequeños participen en actividades creativas como jugar y dibujar, para facilitar su capacidad de expresar y comunicar, en un entorno seguro y de apoyo, los sentimientos negativos que puedan estar experimentando y así ayudarlos a encontrar formas positivas de gestionar emociones como la ira, el miedo y la tristeza, que los puedan alterar.

En el contexto actual, con las escuelas cerradas, los educadores deben apoyar a comunidades y familias para que promuevan entornos que fomenten la educación y el crecimiento continuo de niños, niñas y adolescentes de diferentes edades. Esto es particularmente importante en contextos con conflictos preexistentes o altos niveles de violencia.

Aprendizaje a distancia

También asegurar que los mecanismos de aprendizaje a distancia no exponen a niñas, niños y adolescentes a ningún tipo de violencia en línea, como el acoso cibernético. Considerar los casos en que puede ser necesaria la supervisión de un adulto (por ejemplo, cuando los maestros tengan clases individuales con los alumnos).

En la medida de lo posible, es importante que los cuidadores contribuyan a mantener las tareas escolares, el estudio u otras actividades rutinarias que no pongan en peligro a niños, niñas y adolescentes o vayan en contra de lo recomendado por las autoridades sanitarias. Asimismo pueden ayudar a crear nuevas rutinas en el hogar, entre otras cosas, a través del aprendizaje, del juego y de la relajación.

Pedir al gobierno y a los empleadores privados que flexibilicen sus normas laborales a fin de permitir que los padres y cuidadores puedan continuar proporcionando cuidado y educación sensible a sus hijos.

Los maestros pueden desempeñar un papel importante de apoyo a los niños y niñas en el hogar, por ejemplo, manteniendo la comunicación con sus alumnos a través de llamadas telefónicas, mensajes de texto u otras plataformas virtuales.

Finalmente, se debe asegurar que los mensajes de protección y seguridad se transmiten a padres, niños y niñas sin generar pánico y angustia, de forma tranquilizadora y que fomente la adhesión a las recomendaciones de salud.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Compartir esto:

Artículos Relacionados