Caracas 02 de marzo de 2019. La llegada de supuestos médicos palestinos al Hospital José María Vargas el 01 de marzo, para hacer 600 cirugías, generó el pronunciamiento de la Sociedad Venezolana de Cirugía. Los batas blancas, catalogaron de «inconcebible» el intento de atender «la deuda quirúrgica» de unos 600 pacientes, «cuando entes a fines a la salud han denunciado las paupérrimas condiciones en las que se encuentran las infraestructuras hospitalarias».

Mediante un comunicado, denunciaron que la falta de insumos va desde la falta de papel (para tareas administrativas) hasta de recursos específicos, dispuestos para cada una de las especialidades. A eso le suman las dificultades con los servicios públicos (agua, electricidad y seguridad).

«Sin dejar por fuera, el bajo alcance de la remuneración económica, en el ambiente de hiperinflación que ha causado la migración de médicos, enfermeras. Todo ello repercutiendo significativamente en una deuda quejica que aumenta a diario, por supuesto los números son mucho mayores a los 600 casos…» se lee en el documento.

No obstante, exigen un pronunciamiento categórico de las «autoridades legalmente encargadas de otorgar la calificación de especialista», ante la intromisión e injerencia de posibles médicos extranjeros.

Finalmente, llaman a los residentes de los posgrados quirúrgicos y especialistas, «a no colaborar con estos operativos». «Ya que las responsabilidades legales deben corresponder a quienes realicen los procedimientos quirúrgico, y en caso que tengan alguna aplicación lega, todos los participantes en un acto deben tener su documentación en regla, aceptada y reconocida por los entes gremiales, tal como exigen las leyes venezolanas vigentes», puntualiza el comunicado.

Lea el «Pronunciamiento de la Sociedad Venezolana de Cirugía ante llegada de médicos palestinos» aquí

Con información de Twitter

Foto referencial

Lea también en PuntodeCorte

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram