Inicio NoticiasNacionales [Exclusiva PDC] Conozca la realidad de los estados a un año del mega apagón nacional

[Exclusiva PDC] Conozca la realidad de los estados a un año del mega apagón nacional

Por Punto de Corte
617 Lecturas
Conozca la realidad de los estados, a un año del Megapagón Nacional
Caracas, 7 de marzo de 2020.

A un año del mega apagón nacional que dejó en penumbra a 22 estados del país, los venezolanos seguimos padeciendo las consecuencias de un sistema eléctrico en decadencia, por la falta de inversión.

El equipo de Punto de Corte realizó un trabajo audiovisual especial con el apoyo de las corresponsalías en los estados: Apure, Lara, Portuguesa, Yaracauy y Zulia con el objetivo de dar a conocer cuál es la situación actual en materia de energía eléctrica en el resto del país.

Para los zulianos esta tortura, no empezó hace un año; fue el 24 de diciembre del 2017

Los marabinos, ya vivían la crisis del bachaqueo de alimentos, gasolina, escasez del efectivo, la impunidad de funcionarios corruptos, etc. La pesadilla de los zulianos comenzó justamente en diciembre del 2017, justo en la fecha que se conmemora el nacimiento del niño Dios. Pues la realidad fue otra, cerca de las 9 de la noche de ese 24 de diciembre, se interrumpió el servicio eléctrico durante más de 48 horas. 

Es importante recordar que para ese entonces el nefasto Motta Domínguez, era ministro de Energía Eléctrica y Omar Prieto recién ganaba la gobernación del estado Zulia. Para ese entonces, se dijo que dicho evento había sido producto de un sabotaje. Textualmente, afirmaron:

“Las causas del apagón del 24 de diciembre de 2017 en la ciudad de Maracaibo fueron por robo de cables neutros en algunas estaciones que causaron su caída, estamos tomando medidas para corregir la situación”.

Estas declaraciones fueron realizadas el 26 de diciembre de 2018, 48 horas después del apagón en el estado Zulia.

A partir de ese momento, empezó el calvario de los zulianos con respecto al servicio eléctrico.

Los zulianos pasaron todo el año 2018 con bajones, y la imposición de un racionamiento criminal del servicio eléctrico, que las autoridades planificaban, pero que nunca cumplían. Hundiendo más, a los ciudadanos en la desesperación de tener que vivir, con más de 40 grados de temperatura bajo sombra, sin poder beber un vaso de agua fría, cosa que era un lujo de acuerdo a la situación.

Para complicar más las cosas, y producto de las fluctuaciones muchos aires acondicionados, neveras y artefactos eléctricos se dañaron, los hospitales cerraron muchas de sus áreas, los equipos de pruebas médicas dañados, médicos cirujanos operando a pacientes con la luz de sus teléfonos móviles, colas interminables de gasolina, escasez de agua y alimentos, todo esto ocurría mientras que ninguna institución o autoridad se hiciera públicamente responsable de este desastre.

Entonces, llegó el 7 de marzo y se confirma lo que el pueblo zuliano con su “radio bemba” comentaba, “viene el mega apagón”. Fueron, más de 5 días continuos sin el servicio eléctrico, que terminó de colmar la paciencia de los zulianos y al tercer día salieron a las calles a reclamar e exigir la pronta solución.

Teniendo como consecuencias múltiples saqueos en todo el estado Zulia. Hecho que produjo enfrentamiento de pueblo contra pueblo, por un lado, los comerciantes defendiendo con armas de fuego sus negocios y, por otro lado, un pueblo que, frustrado y dejado a su suerte, descargaba su arrechera, todo esto con la vista gorda de los cuerpos de seguridad de estado.

Hasta ahora, ningún medio de comunicación ha reflejado ese Caracazo – zuliano, el cual dejó muchos muertos en el Zulia y sobre todo en Maracaibo.

Durante todo lo que quedó del año 2019, los zulianos se vieron afectados por 12 horas diarias sin servicio eléctrico, programadas por bloques de racionamiento de 6 horas continuas, 2 veces al día. Los zulianos, tenían que pasar las noches improvisando sitios para dormir, como por ejemplo techos de casas, aceras, frentes, debajo de árboles, prácticamente durmiendo a la intemperie. Los niños y adolescentes, llegaban a sus aulas sudados, cansados y además teniendo que ver clases sin luz.

Lo más grave de este punto, es que Nicolás Maduro en una alocución en cadena nacional, anunció para inicios del año escolar “¡bueno niños!, a asistir a clases, aunque no haya luz”. La mayoría de los comercios cerraron en el Zulia, presentando pérdidas millonarias por no poder preservar alimentos refrigerados, no contar con plataformas de bancos, puntos de venta fallidos.

En la actualidad el estado Zulia, continúa con un servicio eléctrico, muy deficiente, los bajones son el pan nuestro de cada día. Muchos sectores y municipios del estado continúan bajo un régimen de racionamiento criminal de 4, 6 o más horas. Hasta ahora, ni Corpoelec, ni la Gobernación responden al daño material y las pérdidas humanas que ha dejado esta situación. 

Yaracuy aún sigue viviendo los estragos

Cuando ha pasado un año del apagón general, en Yaracuy aún se viven los estragos de las fallas intermitentes en el servicio eléctrico, pues aunque no sea continúo con las suspensiones programadas, sí se presentan los llamados “bajones” que en muchos casos  dañan los equipos.

Osbel Rodríguez, joven trabajador del municipio Independencia aseguró que luego de esos cinco días la situación en la entidad cambió por completo y muy especialmente en lo que corresponde a la conexión a Internet, puesto que, debido a los bajones diarios la señal se debilita dejando incomunicados a todos.

“Esta semana ha sido fatal, pues en mi comunidad no hay conexión a internet y todo ha sido un caos, en cuanto comunicarnos con nuestros familiares que están fuera del país y hasta para realizar alguna transferencia”, expresó Rodríguez.

Entre tanto, Doris Castillo quien vive San Felipe, capital yaracuyana asegura que debido a estos bajones ha perdido equipos electrodomésticos y no hay manera ni de arreglar y menos de comprar otro. “Los precios de estos equipos es sumamente elevado y no tenemos como pagarlo”.

Igual, lo señala Elías Martínez, pues es el encargado de una charcutería y recuerda como en ese momento debieron vender a muy bajos costos los productos para no perder la mercancía, “y además tuvimos que comprar una planta eléctrica que no estaba en el presupuesto y requirió de un inversión extra, la cual permanece en el negocio, porque los bajones intermitentes están prácticamente a diario”. 

A casi 1 año del apagón general, en Apure la crisis va de mal en peor

En el estado Apure la crisis aún no ha sido superada, son innumerables las cantidades de sectores que día a día sufren de manera incesante los constantes apagones, subidas y bajadas de luz que a su paso han acabado con la vida útil de electrodomésticos.

También ha acabado y sigue haciéndolo con muchos aparatos importantes en sectores industriales, comerciales, pequeñas empresas, abastos y bodegas, lo que genera una gran alerta dentro del sector productivo de la región, tanto privado como público.

Hoy los apureños, y todos los venezolanos no están conformes con el Sistema Eléctrico Nacional, y temen que en las próximas horas o días pueda ocurrir algo similar o peor a lo que se cuenta de hace casi 1 año. Se pudo conocer que la desconexión de Venezuela del mundo, trajo como consecuencia la pérdida de millones de bolívares en mercancía.

El estado Apure por ser un estado ganadero, perdió muchísimo más dinero en carnes como pollo, pescado, cochino, carne de res, también en queso y algunas legumbres, sin contar todo lo demás.

Hoy día, producto de esa terrible situación han ido a la quiebra algunos comerciantes, y aún no se acaba la pesadilla, ya que en el Alto Apure, conformado por los municipios Muñoz, Páez y Rómulo Gallegos, la situación con la energía eléctrica sigue siendo caótica, pues sufren apagones de hasta 48 horas.

La problemática que dejó el apagón del pasado 7 de Marzo de 2019, ha llevado a los empresarios a tener que alquilar plantas eléctricas como respaldo, producto de los constantes apagones sufridos en la región diaria y consecutivamente.

El estado Portuguesa no escapa del gran deterioro

El estado Portuguesa no escapa del gran deterioro que existe en el sistema eléctrico nacional, el apagón ocurrido en el 2019, no es más que el resultado de la falta de mantenimiento y manejo inadecuado de las inversiones realizadas durante esto últimos 20 años. Horas de sueños perdidas por falta de la energía, personas agotadas, la variación en las fluctuaciones eléctricas son de tal magnitud, que afecta a cada ser humano en distintos escenarios.

La variación intermitente en el voltaje ha causado estragos de cualquier índole, trayendo perdidas económicas en el sector productivo, en los distintos hogares el deterioro en los electrodomésticos, cada rincón de este estado no escapa de los racionamientos tanto de los programados como sorpresivos.

Esta situación afecta a todos, en el caso de la salud, los pacientes, especialmente los renales que requieren de la energía para que se enciendan los motores de la bomba que surte de agua el edificio y se puedan realizar las diálisis, que son necesarias para la vida de estos ciudadanos que dependen de esta máquina.

Yuli Montilla paciente renal desde hace dos años, explicó que la situación que se vive cada vez que falla el servicio y se está conectado al equipo de diálisis, son muchos los riesgos, la unidad cuenta con dos enfermeras para atender a cinco pacientes, debe realizar el procedimiento para preservar la sangre que se está procesando, sino se pierde el tratamiento del día.

Cada paciente renal, es una bomba de tiempo que depende de este tratamiento para poder vivir, las condiciones de higienes deben ser extremas, por que fácilmente se pueden generar cualquier contaminación, si no hay electricidad no se enciende la bomba para el suministro de agua cuando si acaso esta llega.

La mayoría de los servicios públicos están ligados a la energía, con la falla en la distribución de gas doméstico, la mayoría de las personas  se han valido de las hornillas eléctricas para poder preparar sus alimentos, en el caso de Gloria Quintana se ha valido de nísperos o de la fruta que este en temporada para poder mantenerse, debido a que ha durado todo un día sin el servicio, expresó que las horas de angustia vividas son para perder toda paz, además del riesgo de perder los electrodomésticos que le quedan.

La situación en caso de la distribución de agua en las distintas comunidades de Acarigua, que se ven afectadas debido a que dependen de bombas que extraen e impulsan el vital líquido desde los pozos hasta las distintas tuberías, la baja en el voltaje ha dañado los motores dejando a la deriva a los ciudadanos de esta localidad, Aldo Rojas afectado por la falta del suministro, expreso que han hecho de todo para que repares los equipos de los distintos pozos y no pasa nada por parte de las autoridades regionales, la calidad de vida se ha mermado.

Rojas señaló que los pozos se han dañado uno a uno y todo es producto de la variación en la fluctuación eléctrica, se viola los derechos a la ciudadanía, en las noches, buscan en las llaves que están a nivel del piso para surtirse  de esta cuando llega, porque obtener el servicio de cisterna eso es dólares y la mayoría ni los vemos.

Otros que son afectados por los constantes apagones son los periodistas y medios de comunicación, que ven afectado su desarrollo personal y profesional, tal es el caso de César Oropeza periodista en el municipio San Rafael de Onoto, perdió todos sus electrodomésticos así como equipos  con lo que se gana el sustento como comunicador social, reponer sus herramientas de trabajo es muy costoso.

Otra periodista Yaxmin González del diario Última Hora, periódico que dejó de circular por la situación con la adquisición de materia prima y que antes de que cerrara el periódico sobrevivían a los embates de del servicio eléctrico,  el periódico ha migrado  a la plataforma 2.0 para seguir cumpliendo con la labor de informar, pero sigue siendo afectado su ejercicio diario y aunque se lleven el trabajo a la casa, las fallas en el servicio colapsa las plataforma de internet, las horas de estrés que vive un profesional de la comunicación para poder publicar cercena el derecho a estar informado, los medios tradicionales como la radio y la televisión han perdido una cantidad importantes de equipos, dinero y horas de trabajo por las desinversión en el sistema.

Situaciones que se repinten cada vez que se va el servicio, las horas de angustia que se presentan en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Universitario de JM Casal Ramos de Acarigua Araure, la planta de este centro asistencial lleva meses dañadas, la semana pasada hubo una situación con un infantes con un diagnóstico de  gastroenteritis aguda, más un cuadro de desnutrición intoxicado por ingesta de planta, el pequeño durante 3 horas recibió respiración a través de los mecanismos manuales para ayudarle a mantenerse con vida, preservamos la fuentes informantes por medidas de seguridad para ellos.

Equipo de Prensa Punto de Corte / Corresponsalías: Apure, Lara, Portuguesa, Yaracuy y Zulia

Vea el reportaje exclusivo aquí:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

3 comentarios

Reverol devela nuevas detenciones en PDVSA por “corrupción” 07/03/2020 - 14:10

[…] [Exclusiva PDC] Conozca la realidad de los estados a un año del mega apagón nacional […]

A un año del histórico Blackout... Venezuela sigue en la penumbra 07/03/2020 - 15:08

[…] aproximadamente, se registró el primero de ellos, y único en la historia de tal magnitud… Un apagón masivo dejó sin electricidad a 22 estados del […]

Portuguesa con apagones constantes - Punto de Corte 08/03/2020 - 21:16

[…] [Exclusiva PDC] Conozca la realidad de los estados a un año del mega apagón nacional […]

Los comentarios están cerrados