Inicio ReportajesInvestigación Periodística Crisis del sector educativo va en escalada y tiene turbio el inicio de clases

Crisis del sector educativo va en escalada y tiene turbio el inicio de clases

Por Thiany Rodríguez
256 Lecturas
crisiseducativavenezuela

Caracas, 16 de enero de 2019. Así como pasa en el sector salud, el educativo también sufre el desgaste que produce la crisis económica y social de Venezuela. Hoy finalmente el ministro de este despacho, Aristóbulo Istúriz, al menos respondió al gremio tras protestas en varios estados del país.

No dio detalles de la propuesta, pero aseguró que la tabla salarial para docentes, personal administrativo, jubilados y obreros estaba lista. “Hay un equipo que encabeza el ministro de Planificación que la está trabajando y le puedo decir a los maestros que pueden estar completamente seguros de que el Gobierno bolivariano no les va a dar la espalda”, recalcó.

La noticia no es para hacer una fiesta todavía, pues los educadores aseguran que ya han pasado por promesas que no se cumplen; sin embargo; están a la expectativa de lo que se produzca en las próximas horas cuando el ministerio se reúna con representantes de este sector para evaluar beneficios laborales.

 “Estamos a la espera, es mucho el sacrificio que uno hace para ir a dar clases, no hay ni transporte para llegar a las escuelas, y los pagos son pírricos, a algunas instituciones les dan apoyo, cajas Claps, pollo, huevos, y otros estamos sufriendo penurias sin acceso a los alimentos básicos, no dan los sueldos, yo soy técnico en educación y por lo tanto gano mucho menos que uno que ya es licenciado”, opinó a Punto de Corte, la educadora Marisela Rosales, de Valera, estado Trujillo.

Admitió Istúriz luego de manifestaciones del gremio que ciertamente el ministerio había firmado  “un tremendo contrato colectivo, pero que con la situación tuvimos que adecuarnos a todos los trabajadores de Venezuela”.

Desde el año pasado, por así decirlo, la educación venezolana se ha declarado en emergencia. Por una o por otra cosa, el gremio  total y eso incluye a los propios estudiantes, están afectados por la falta de atención.

En Maracaibo, la perdida de clases es dramática, el padre de familia, Luis Mejías asegura que su hija, Sara de 8 años, al menos en 2018 no cumplió con un cronograma establecido por ley, “la crisis eléctrica impidió el desarrollo integral de los alumnos, la inasistencia de los profesores porque no hay transporte, y los colegios desatendidos, sin aires acondicionados” son parte del retrato, agrega.

En septiembre de 2018 el debate al respecto fue extenso en la Asamblea Nacional (AN) mientras que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) mantiene distancia al tema, aún cuando muchos de sus miembros oficialistas, como Julio Escalona, reconocen la demoledora situación venezolana en la que la hiperinflación ha acabado con el poder adquisitivo de los ciudadanos  y mantiene en frustración a los profesionales.

Al respecto, el diputado William Barrientos, miembro saliente de la Comisión de Desarrollo Social del Parlamento Nacional, subraya que la educación está colapsada  y es urgente que el Estado de respuestas.

Indica que en 2018, cifras de la AN, estiman que la deserción escolar se ubica por encima del 60%, eso producto de la crisis inflacionaria, la migración forzada de docentes y la disminución de la calidad de vida, “el Ejecutivo no ha dado la cara ni en materia presupuestaria y en el deterioro de la infraestructura escolar actual, la AN ha atendido al gremio, los hemos escuchado, necesitan apoyo claro”.

Enumera Barrientos varios problemas: “No tienen seguro médico, ni  sus prorrogativas, bajos sueldos, deudas vencidas, con el transporte público destruido en todas las entidades federales, los padres no mandan a sus hijos a clases, y los profesores tampoco pueden llegar”.

Recordó el parlamentario opositor la salida sorpresiva de Elías Jaua del ministerio de Educación. “Lo sacaron, porque denunció la corruptela y firmó el contrato colectivo, dijo de una serie de errores en el sector educativo y quienes hoy ostentan esos cargos saben que tienen una política equivocada, no han resuelto nada”.

En seis años de Nicolás Maduro van cinco ministros en la cartera educativa. En 2013 estrenó el cargo Maryann Hanson remplazada sin tener resultados por el ahora gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez, quien tampoco pudo con los entramados del sector que apenas, en 2014, comenzaba a sentir los primeros coletazos.

En 2015 Maduro designó la tarea a Rodulfo Pérez, quien acumuló deudas al gremio educativo en pleno desarrollo del desabastecimiento y la escasez, con la situación cuesta arriba llegó al despacho educativo Elías Jaua, exvicepresidente de la República en los tiempos de Chávez, fue para muchos representantes del sector el más eficiente entre tanto desánimo.

Salió Jaua, el pasado 4 de septiembre, tras firmar un contrato colectivo nuevo, con beneficios que ninguno de los otros habían defendido, esa acción más sus denuncias públicas de corrupción le apuraron su retiro de este ministerio que hoy preside Aristóbulo Istúriz en el tiempo de mayor crisis, hiperinflación y con el reclamo en la calle ante la falta de respuesta.

Equipo Punto de Corte

Fotografía: Archivo

Lea también en Punto de Corte:


Suscríbase a nuestro canal de Telegram yYouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

1 comentario

Fenaprodo-CPV anuncia que paralización de actividades laborales del magisterio es "casi total" 17/01/2019 - 10:06

[…] Crisis del sector educativo va en escalada y tiene turbio el inicio de clases […]

Los comentarios están cerrados