Caracas, 30 de septiembre de 2018.

Por: Tony Rivera Chávez*

@otelo_calas1 

Desde los inicios del siglo pasado hasta la fecha los cirujanos del socialismo científico han elegido como bisturí de diamantes para cambiarle el corazón a los ciudadanos, el instrumento demoledor por excelencia como es la mandarria para acabar con las estructuras «capitalistas» de la vieja sociedad  desde donde surgirán luego del cambio los hombres nuevos con un martillo a cada mano para entrarle a golpes y porrazos a todo cuanto les parezca obstáculos para adecuar al recién salido cuerpo social al sonido de sus latidos y hacerlo de una vez Hyper tenso  a la autoridad del nuevo mandante asistidos a la vez por un cuerpo de cooperantes ahora organizados como los burropolis.

No hay así ningún recato para entrarle a cualquier procedimiento o alerta silenciosa pues con la furia del monomaniaco del «hammer Man» transformado en burócrata ejercen el Poder con violencia destructiva revolucionaria lo que considera doctrinario para la conversión  en robóticos obedientes  a los ciudadanos que de lo contrario serán aplastados por la tormenta del fuego de la ignorancia desde la condena en las ergástulas del sistema.

Ahora bien la mandarria también se combina con el anestésico de la corrupción cuando es necesario tal cual ocurrió en los primeros tiempos cuando el artefacto venía envuelto en papel navideño y el ¡Feliz Año! con lo cual los golpes se convirtieron en un ballet de ensueños cuando todo era de todos sin aviso y sin trabajo y surgieron del sombrero del mago cooperativas, dólares, viviendas y cuantos sueños pudieran adornar los estantes de la Feria de la Alegría Popular que no era otra cosa que un escondite clásico para negar el tiempo por venir y entonces ¡Uh,ah!  ¡Chávez no se va! era el canto de moda y solo uno que otro avispa’o sabia que la trampajaula estaba en la espera de juan bobo para  atraparlo.

Así, al compás del golpe certero y efectivo fueron desapareciendo las murallas protectoras  de la Economía de Mercado y aparecieron los fantasmas del control de precios, del mercado cambiario y el engendro también llego a los sueldos y salarios  para también limitar la propiedad dándole un matiz esclavizante al trabajo que ahora solo sirve para comer a medias.

Por otra parte, los ejecutores del Método del Mandarriazo y la corrupción para repetir la historia y dejarnos ver que no hay nada nuevo bajo el sol socialista fracasado, una y otra vez, nos presentan el surgimiento de los Intocables que no son otros que los Ejes de la vieja carreta del feudalismo,la oligarquía y la esclavitud  cuando llevan una vida al estilo monárquico  con poco trabajar y mucho chachareo para sembrar con promesas los caminos por donde el nuevo pendejo transitará buscando el final del túnel establecido como viaducto trampolín hacia la eternidad  donde el engatusado logrará la felicidad eterna luego del largo transitar por el purgatorio del socialismo del siglo XXI.

La verdad es que solo usando la mandarria y la corrupción se  puede  construir este tipo de sociedades donde lejos de superar el pasado capitalista  se hunden los pueblos hacia  las épocas barbaras o de esclavitud  más que eliminando las condiciones inconvenientes para los pobres. El Modelo Totalitario Coercitivo no se conduce hacia conjugar el futuro  sino que se traduce en un volver al peor pasado  de la clase obrera donde esta productora de bienes y servicios  es conducida a la sumisión y el cumplimiento de normas laborales nada progresistas sino que  por el contrario se resaltan por lo estático ante un mundo competitivo dinámico donde la mano del hombre y la tecnología es calificada esencial para la acumulación de Capital, la inversión y la mejor distribución del producto social que permeará con fluidez  hacia la eliminación de la pobreza extrema y hasta el propio subdesarrollo.

Desgracias del siglo XXI dirán algunos mientras Juan Pendejo solo le queda decir: ¡Aguanta pared que lo que viene es mandarria ¡ Pa’remate ahora ni el Burrito Sabanero se podrá cantar en Diciembre para animar tanta hambre silenciosa paseándose por estas calles.

* Economista egresado de la UCV – año 1.972  

Correos electrónicos: profetanoskagamus@yahoo.com / guaripeterojo@outlook.com 

Puede leer otras publicaciones de Tony Rivera Chávez haciendo clic aquí


                     Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte                Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram