Caracas 22 de abril de 2019. Un grupo de 300 venezolanos, que este domingo fueron sorprendidos por las autoridades colombianas alterando el orden y la tranquilidad en el corregimiento de La Parada, de Villa del Rosario (Norte de Santander), serán sancionados con la cancelación de la Tarjeta de Movilidad Fronteriza (TMF) y, posteriormente, devueltos a Venezuela.

La aprensión de estos extranjeros se produjo en el marco de un operativo de registro y control que se viene intensificando por parte de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) en este sector próximo al puente fronterizo Internacional Simón Bolívar.

De acuerdo con la versión de las autoridades, los migrantes se encontraban consumiendo sustancias psicoactivas en las calles; algunos no portaban la correspondiente documentación y otros realizaban sus necesidades en plena vía pública.

Entre los extranjeros fueron hallados 16 menores de edad, de nacionalidad venezolana, que fueron dejados a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), para la restitución de sus derechos.

«Con Migración Colombia estamos haciendo todo el trámite para cancelarles la TMF y sacarlos del país por mal comportamiento. Igualmente, preocupa la instrumentalización de niños y adolescentes para fines económicos, como los que encontramos en medio de este procedimiento pidiendo limosna”, apuntó Francisco Gelvez Alemán, subcomandante de la Mecuc.

Lea también en Punto de Corte:

Con información de El Tiempo

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram