Caracas 20 de marzo de 2018-. El ex-presidente de Francia, Nicolás Sarzozy, está bajo arresto en la policía desde primera hora de la mañana de este martes y posee una investigación abierta. El escandaloso hecho responde a que presuntamente recibió financiamiento de 5 millones de euros provenientes del ex-presidente libio, Muamar Gadafi. Los fondos tuvieron como destino su campaña de 2007, que le abrió camino hacia la banda presidencial.

La prensa local, Le Monde, explicó que Sarcozy habría sido llamado a declarar en la Policía Judicial de Nanterre, a las afueras de París, y que su detención e interrogatorios podrían tardar incluso 48 horas, antes de ser presentado ante un juez donde se conocerá el estatus real del caso.

Dato: Si la justicia francesa procedió con el arresto, significa que consideran que tienen pruebas suficiente para acusarle de algún cargo.

El procedimiento judicial empezó en un documento libio publicado en el medio Médiapart en 2012. En el documento, se afirmó que a finales de 2006 e inicios de 2007 el empresario e intermediario, Ziad Takieddine, cargó una maleta con 5 millones de euros en efectivo, la trasladó de Tripoli a París y terminó en manos de Claude Géant y  Nicolas Sarkozy, quien se desempeñaba como ministro de Interior.

Las afirmaciones publicadas corroboran las declaraciones ofrecidas por Abdallah Senoussi ante un fiscal en su propio país. Senoussi, estuvo a cargo de los servicios de información militares del régimen del derrocado Gadafi en septiembre. También se conoció que la justicia francesa recuperó la agenda de Choukri Ghanem, quien se desempeñó como ministro de Petróleo en el régimen de Gadafi -falleció en turbias condiciones- y en los escritos se aprecian claros pagos a Sarkozy. A su vez, Bechir Saleh, quien se encargaba de las relaciones entre Libia y Francia aseguró a Le Monde que efectivamente Gadafi había financiado a Sarkozy.

Las acusaciones, de los que en algún momento fueron del gabinete del dictador libio, han aportado elementos que confirman las sospechas de la justicia francesa. Finalmente Sarkozy habría rechazado constantemente las acusaciones y las atribuía a manipulaciones y ‘complots‘ en su contra.

Con información de EFE.