Inicio Noticias (Opinión) Dios y la Fe, ante el temor e incertidumbre en y después del COVID-19. Por Pastor Fredy Guzmán

(Opinión) Dios y la Fe, ante el temor e incertidumbre en y después del COVID-19. Por Pastor Fredy Guzmán

Por Punto de Corte
96 Lecturas
Dios y la fe
Caracas, 24 de marzo de 2020.
Por: Pastor Fredy Yesid Guzmán H.

En estos tiempos la humanidad está enfrentando una gran amenaza, enfrenta al enemigo reflejado en un virus casi indetenible, es algo extraordinario, sobrevenido, digno de las películas de pandemias apocalípticas de Hollywood; quizás esta descripción le lleve a pensar que definitivamente estoy refiriéndome únicamente al COVID-19, pero aunque lo que traeré a la luz proviene como consecuencia relacionada de esta influenza, no es principalmente este mismo, (ya que científicamente está comprobado que este virus no representa una alta amenaza a la vida, a excepción de las personas en estado vulnerable de salud), me referiré en este artículo a algunos enemigos letales escondidos detrás, que desde el punto de vista teológico y por inspiración de Dios tratare de llevarles a que ustedes mismos puedan percibirlos.

Desde tiempos inmemoriales el temor y la incertidumbre causados por el caos, y la amenaza de destrucción del sistema que se ha instaurado como sociedad, son unos de esos enemigos camuflados; han sido estas emociones (promovidas por satanás como enemigo de la humanidad), de las que los ciudadanos del mundo han dejado invadirse en situaciones como las que están ocurriendo ahora, llevando esto en lo almático, a la instauración de extremas medidas unipersonales, que son contrarias a los principios establecidos por Dios el Señor, infundadas en el temor estas medidas, nos alejan de la formula correcta para superar en unidad estas amenazas, y ellas autorizan el olvido y el desconocimiento de la Fe, la esperanza, la solidaridad, la empatía y el amor, virtudes estas que son obligatoriamente necesarias para el correcto desenvolvimiento de la vida misma del hombre.

Otro enemigo detrás de esta amenaza mundial, es también el intento del hombre de no reconocer su vulnerabilidad, su dependencia de Dios, de creerse auto suficiente, apoyado por supuesto en las demostraciones de poder de los gobiernos del mundo, y en la algarabía y carrera de la ciencia, quienes luchan por el querer (desconociendo que fluye solo de Dios, como toda fuente de poder y vida, la sabiduría y el conocimiento en toda la ciencia) alzarse como creadores de las vacunas para servir al dios mamón, a las riquezas de quienes más tienen y al dinero como origen de todos los males, este enemigo ahora se ha instituido como una de las más principales amenazas para la subsistencia de la humanidad.

El mensaje de Dios es claro en su Palabra, Dios no ofrece al mundo salvarlo en lo terrenal, ni en lo que no es eterno (allí solo nos provee de su paz y su cobertura cómo nuestro Padre), Dios ofrece a través de su Hijo Cristo el Mesías, una salvación eterna, espiritual, que está basada en la bienaventuranza del hombre que cree sin ver, es allí donde está la plena y verdadera cura para los males que están destruyendo a la humanidad; no nos deben sorprender estas cosas que están ocurriendo, antes bien, reconozcámoslas como las señales que preceden la transformación plena del mundo, de una dimensión corruptible a una dimensión espiritual incorruptible, que es la instauración del Reino Glorioso de Dios el Señor, donde por ahora están convocados todos los habitantes del planeta, pero no por mucho tiempo, porque Cristo fue claro al decir, que los tiempos del fin serian como en los tiempos de Noé (todo el mundo conoce esa referencia bíblica del Génesis Cap. 5 y 6), esto nos quiere decir que la puerta también pronto se cerrara.

La humanidad conforme al propósito de Dios, superara esta pandemia pronto, Dios la llevara a superarla a través de la ciencia, Él nos mostrara como superarla igual que a la lepra, la fiebre amarilla, el sida, el sarampión, el dengue, el H1N1, el ébola, pero ya nada jamás volverá a ser igual, la humanidad determinara su camino con la decisión que tome en adelante, si esto no la lleva a reflexionar en lo espiritual, en lo eterno, definitivamente nada habremos aprendido; oramos para que la humanidad como en los tiempos de Nínive, se oriente a preparar su vida y su camino rumbo al cumplimiento de lo que esta escrito.

Correo Electrónico:  fredyyesi@gmail.com

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

Deje un comentario