Caracas, 27 de julio de 2019/.- José Graziano da Silva, director de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – FAO -, destacó en una entrevista para DW, que Venezuela es “el mejor ejemplo” de retroceso de alimentación en América Latina.

“Es un país que siempre dependió de la importación de alimentos, pero a comienzos de la década del 2000, Venezuela hizo grandes avances en la reducción del hambre. Venezuela entró en la lista de los países que cumplían los objetivos de desarrollo del milenio de reducir el hambre a la mitad, y nosotros entregamos un reconocimiento al país por el trabajo realizado”, recordói

El premio fue dado en 2014 y se refería a los datos registrados hasta 2012. En aquel año, Venezuela tenía 3,6 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria. Hoy, nuestra estimación es que 21,2 millones de personas pasan hambre en Venezuela. Es un aumento vertiginoso”, subrayó.

Entonces aclaró que, una cosa es el contexto en que Venezuela fue premiada por lo que había hecho y no por lo que estaba haciendo.

De acuerdo con el informe de la FAO, aproximadamente el 85 por ciento de los países en desarrollo fueron afectados por la crisis económica. “En América Latina, el peor de los casos es sin duda Venezuela. Pero también fueron afectados otros países de América Central, donde a la crisis económica se sumó la crisis climática, como es el caso de lo ocurrido en el «corredor seco”. Guatemala, El Salvador y Honduras”, añadió.

Leer la entrevista completa en DW.

Puede leer en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram