Caracas, 10 de septiembre de 2019.- El secretario de Estados de Estados Unidos, Mike Pompeo, señaló a Irán de tener «posibles actividades nucleares no declaradas», luego que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) advirtiera que «Irán debe responder a preguntas hechas sobre su programa nuclear, porque el tiempo apremia».

En su cuenta de twitter, Pompeo advirtió que «La falta de cooperación plena del régimen de Irán con el Organismo Internacional de Energía Atómica genera dudas sobre posibles actividades o materiales nucleares no declarados», La declaración del secretario estadounidense, viene luego que Cornel Feruta, director general interino del organismo de la OIEA , al finalizar trabajos en Irán, insistiera en la necesidad de que el país responda «pronto» a las preguntas del organismo, porque «el tiempo apremia».

Para Pompeo, la actitud de Irán encaja perfectamente con «un patrón de mentiras» que ese país ha sostenido durante 40 años».

«El mundo no se lo va a creer. Le vamos a negar al régimen todas las vías para hacerse con un arma nuclear», dijo el líder estadounidense.

Israel denunció engaño iraní

El mismo día que la OIEA realizó su llamado a Irán, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, acusó a Irán «de construir y luego destruir un sitio nuclear destinado a la fabricación de armas que hasta ahora había permanecido oculto».

La república Islámica de Irán, ha estado progresivamente violando los puntos principales del acuerdo nuclear que firmó en 2015 con la comunidad internacional. Esto ocurre según Teherán, como reacción a las sanciones que Estados Unidos le ha aplicado luego de abandonar el acuerdo en 2018. Los últimos meses el régimen iraní, primero superó el límite de 300 kilogramos de uranio enriquecido impuesto por el acuerdo, y luego comenzó a enriquecer este elemento por encima del 3,67% acordado.

En una última violación intencional, Irán anunció que reiniciará su programa de investigación y desarrollo nuclear, y comenzará a producir centrífugas avanzadas, utilizadas en el enriquecimiento de uranio.

En teoría, estas acciones de Irán, son para presionar al Reino Unido, Alemania, Francia, China y Rusia, para que exijan a Estados unidos la eliminación de las sanciones que le impone, a las ventas de petróleo o importación de maquinarias.

Mientras, EE. UU., sigue implementando su estrategia de «máxima presión» sobre Irán; a quien acusa de desestabilizar Medio Oriente con sus operaciones militares en Irak, Siria y el Líbano; y de haber obtenido «demasiados beneficios» del pacto nuclear que firmaron con la administración de Obama.

Con información de Infobae

También puedes leer en Punto de Corte

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Siguenos en TwitterFacebook Instagram