Inicio Noticias (Opinión) El día en el Barrio. Por Saúl Jiménez Beiza

(Opinión) El día en el Barrio. Por Saúl Jiménez Beiza

Por Punto de Corte
222 Lecturas
El día en el barrio

 

Caracas, 2 de julio de 2020
Por Saúl Jiménez Beiza
@sajidb47

En los comedores donde llevamos adelante el programa “Acompañando en la Esperanza” siempre hay nuevos acontecimiento  en torno a la vida del barrio y sus habitantes, algunos jocosos y la gran mayoría de situaciones difíciles para todos porque se escapa de las manos, se siente que no tenemos la respuesta inmediata para algunas cosas.

La semana pasada nos llegó un niño de unos 9 años y se acercó al comedor y le dijo a una de las servidoras que él tenía hambre y que si le podían dar algo para comer porque no había comido y la noche anterior tampoco, indudablemente que María Cecilia le respondió que sí y que se esperara para buscar un envase donde colocarle la comida, habló con Sor Ignacia y le explicó lo del niño y que él nunca había venido al comedor, salió a hablar con el niño para indagar y Juan Elías le dijo que su mamá lo había botado de la casa, que no lo quiere y que en su casa no hay comida, toda esa explicación la dejó sorprendida y le preguntó dónde vive y era relativamente cercano, cuando le dieron el envase con la comida se fue con el niño para la casa y llegaron a un ranchito muy humilde donde esperó que saliera la mamá del niño. 

La Sra. salió muy molesta y le dijo de una vez que ella no tenía como darle de comer a ese niño, que la otra más grande se la entregó al padre y se la llevó para Barinas pero que a este no se lo quiso llevar porque no tiene como mantenerlo a los 2 y como ella no tiene como darle comida lo está regalando porque lo poco que consigue es para el pequeño que tiene un año, no hubo argumentos válidos para que la Sra. Ramona cambiara de actitud.

El siguiente día a las 9 am llegó Juan Elías al comedor llorando porque la mamá lo había sacado de la casa y le dijo que se fuera para donde las monjas que ellas si tienen comida, que además ella no lo quiere, tocó de nuevo buscar a la Sra. Ramona para decirle que eso no podía ser así, que ella debía hablar con el gobierno para que le buscaran una solución legal, lo cierto es que el niño dice que lo dejen viviendo en el comedor, que él se porta bien y limpia.

Ahora nos toca empezar a andar los cauces legales para buscarle una solución a la situación  que está viviendo Juan Elías y todo el personal de voluntarios que hacen vida en el comedor, ahora hay un niño abandonado, una madre que se niega a tenerlo en su casa, un padre que está bien lejos de aquí para buscarlo y todo esto en medio de las medidas de seguridad que se deben cumplir por el COVID-19.

Este es uno de los casos que se van presentando cada día en los diferentes comedores, de niños abandonados, maltratados, sin comida en sus casas, falta de higiene porque no tienen como adquirir esos productos de limpieza y estos centros con recursos limitados para atender a profundidad todas estas situaciones dentro de una gran impotencia.

Esas realidades nos llevan a reflexionar si las personas que tienen cargos de relevancia en los diversos niveles de gobierno o de elección popular como concejales, legisladores Regionales o Diputados Nacionales  estarán conscientes de todo las dificultades que se viven día a día en los diversos barrios de las grandes ciudades rodeadas de cordones de miseria y que en las estadísticas del año 2017 reflejada que en nuestro país el 3.7 millones de personas están pasando hambre.

Resolver esto pasa por cubrir las necesidades básicas e irrenunciables sin los cuales no hay bienestar humano como son comida, sanidad, agua, energía,  educación y también igualdad y representación política, ese solo acto representa elevar la auto estima de las familias y en paralelo debe seguir un proceso de acompañamiento que les permia a las mismas visualizar un mundo diferente, de oportunidades, desarrollo, progreso y de esa forma logremos realmente  resolver problemas estructurales como la inseguridad, empleo, productividad, desarrollo y que nuestro país pueda salir de la situación actual.

Para ello indudablemente tiene que lograrse que todos los sectores empujen en una misma dirección, es decir las personas con cargos de elección popular se comprometan a tener lo social como el centro de todas las políticas que van a llevar adelante sin miramientos individualistas y sectarios, eso permitirá que Venezuela, quien cuenta con una gama de recursos naturales  tan variados, con diversidad de minerales, agua en abundancia pueda iniciar programas de desarrollo como el turismo en cualquiera de sus dimensiones, minería conservando el medio ambiente ya que no va a tener necesidad de producir indiscriminadamente, producción de todo tipo de alimentos y donde se fortalezca la descentralización funcional y administrativa que les permita a cada uno de los niveles de gobierno desarrollar sus espacios en concordancia con un plan paragua nacional y donde ganemos todos y se evite continuar viviendo casos como los de Juan Elías, será muy difícil llevarlo adelante?, debe lograrse un contrato de ganar-ganar.

Correo electrónico: sajidb47@yahoo.com.ar

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados