Caracas, 9 de agosto de 2019. El diputado a la Asamblea Nacional por el estado Miranda, Omar Ávila, manifestó que al parecer en lo único que están de acuerdo Nicolás Maduro y Donald Trump, es en “hambrear al pueblo”. La afirmación la hizo al explicar que la economía en Venezuela continúa en perjuicio de los más débiles y refirió que la inflación y el dólar siguen causando estragos en los menos pudientes.

¿Quién puede vivir con un dólar semanal?,una hiperinflación que nuevamente va en aumento, ante la espera de un nuevo aumento salarial, que se traduce en nuevos aumentos de precios antes y después del ajuste salarial, y no es mayor, por la contracción en el consumo, que hace que los anaqueles permanezcan llenos, por falta de ventas. Es decir, por no haber poder adquisitivo”, cuestionó Ávila.

Por otro lado, lamentó las fisuras dentro de los que adversan al régimen. “Desde Unidad Visión Venezuela insistimos en que se lleve a cabo un diálogo interno entre los distintos factores de la oposición venezolana, ya que, a propósito de las recientes sanciones, hemos caído en un limbo, del que no se sabe cuál va a terminar siendo el desenlace de todo esto”, destacó.

En otro orden de ideas, consideró que la moneda Estadounidense, el dólar, se ha vuelto indispensable  en Venezuela lo que afecta drásticamente los servicio básicos de la población como el sistema eléctrico nacional en el caso de del estado Zulia, principalmente, la ciudad de Maracaibo, así como cualquier región del país, donde una persona pasa horas y hasta días sin luz, tenga que pagar en dólares por los servicios del agua que consume.

Para el también secretario general nacional de UViVzla, la comunidad se halla sin poder tener acceso con libertad al combustible como la gasolina, lo mismo ocurre  en los estados fronterizos y que, además, no le alcance el sueldo para comprar ni siquiera lo básico para sobrevivir, por lo que se cuestionó indignado “¿Qué le puede importar quién se paró primero de la mesa  de diálogo oposición – gobierno en Barbados?”.

Continuó preguntándose: ¿cómo es que la gente se cala todas estas penurias tan pasivamente? Al respecto, dijo que se tiene “una crisis que hace al ciudadano aferrarse a lo seguro, aunque le sea insuficiente. Y el que no, se va como ha pasado con más de 4 millones de venezolanos”.

En su opinión “el principal problema radica en la mala costumbre del venezolano de delegar, de esperar que todo lo haga otro. El pueblo debe entender que esta lucha es de todos, porque es precisamente nuestra población la que está más agraviado. Con esto, simplemente queremos invitar a la gente a que se active, a que reclame sus derechos, a que exija como ciudadano, y esto solo es posible a través de la protesta”.

Explicó que “los países que nos apoyan, han dejado bien claro que no va a haber intervención armada, R2P, todo lo que signifique mover ejército, comenzando por nuestro principal aliado, los EEUU, que a través de su vocero Elliott Abrams ha dicho que continuaran con su política de sanciones”.

Recordó que en la Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela celebrada en Perú, “no escuchó a ningún Canciller, a ningún país hablar de cese de conversaciones entre oposición y gobierno, y mucho menos de intervención militar en Venezuela”.

Referente a la pugna de poder oposición-gobierno, dijo que a los bandos como que se les olvidó que el fin último de la política es brindar calidad de vida a la población. De ahí que el partido que dirige, UViVzla, calificó de urgente llegar a un acuerdo político. “El país se nos va de las manos y las necesidades de las grandes mayorías se agravan día tras día”, concluyó.

Con información de Nota de Prensa

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram